jueves, 17 de abril de 2014

Honduras: Asesinan a trabajador de Cervecería Hondureña (SABMiller). Otro crimen que quedará impune

stibys
Empresa se niega a reducir jornada laboral

Por Daniel Gatti | Rel-UITA

El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Afines (STIBYS) responsabilizó a los dirigentes políticos y empresariales de la situación de inseguridad e impunidad que campea en el país, unos días después del asesinato, en San José del Boquerón Choloma, del chofer José Antonio Molina Reyes, de Cervecería Hondureña.

“Hace tiempo que el STIBYS viene luchando para que Cervecería Hondureña - SABMiller reduzca los horarios de trabajo en ventas, contrate más trabajadores y compre más camiones. No es posible que las tripulaciones lleven los camiones con exceso de cargas y clientes, en jornadas de trabajo de más de 12 horas”, señaló el Sindicato en un comunicado.

Los trabajadores del sector ventas de la cervecera se ven obligados a contratar por su cuenta a un ayudante para que los remplace tras haber laborado muchas más horas que lo legal, y sufren amenazas de castigo o son directamente despedidos si llevan devoluciones, denunció.

“Hace poco muchos compañeros en San Pedro Sula fueron detenidos en el portón de entrada al Centro de Distribución para impedirles su ingreso por traer devoluciones”, dice el comunicado gremial.

El Código de Trabajo hondureño estipula que los trabajadores de ventas (remunerados a base de comisión) no pueden ser obligados a laborar más de 12 horas diarias y tendrán derecho dentro de la jornada a un descanso mínimo de hora y media.

“Nuestro contrato colectivo determina que la jornada de trabajo iniciará entre las 6 y 7.30 de la mañana para San Pedro Sula y entre las 6 y las 7 en los demás centros de distribución”, pero en muchos casos comienza a las 4 de la mañana, indica el comunicado.

El STIBYS reclama a Cervecería Hondureña (SABMiller) que respete la jornada de trabajo, contrate más operarios, camiones y ayudantes, que los vehículos no vayan repletos de cajas y clientes y que cese con sus amenazas y represalias contra los trabajadores que retornan con devoluciones.

Fuente: Rel-UITA