jueves, 27 de marzo de 2014

Cuba: ¿A qué vino realmente Berta Soler a Miami?

Por Edmundo García | La tarde se mueve

El miércoles 19 de marzo me encontré con la “líder” de las Damas de Blanco Berta Soler en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana. Yo regresaba después de una estancia en Cuba y ella venía de visita a Miami. Su vuelo salía antes que el mío.

No fue difícil reconocerla porque su imagen no sale de las emisiones de la televisión miamense.

Como periodista siempre viajo con una cámara fotográfica, una grabadora y una libreta de notas, así que rápidamente decidí aprovechar la oportunidad para tratar de entrevistarla; cosa que siempre ha sido imposible para un periodista de mis características, por el cerco que la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) le pone a esta señora cada vez que viene a Miami.

De entrada ella me habló de las razones de su viaje; un punto que iba a ser muy importante, porque comenzó mintiéndome. En la entrevista, que después se transmitió íntegramente en el programa La Tarde se Mueve el viernes 21 de marzo, ella me dice sobre el motivo de su viaje: “Voy a cosas familiares de mis hijos y a ver a mi hermano en Jacksonville, no voy ni a hacer estancia en Miami”.

Más adelante yo vuelvo a tocar el punto de la presencia de los becarios del programa “Somos un solo pueblo” de la FNCA en el Miami Dade College y ella vuelve a decir: “Los muchachos están bien, están estudiando, tienen que aprender el inglés, si los muchachos no rebasan esta preparatoria de inglés no podrán optar por una beca”.

Los detalles de esta entrevista los puede encontrar en este link (https://soundcloud.com/ltsm/03-21-2014-viernes?in=ltsm/sets/programas), yo voy a centrarme ahora en los motivos reales, no los declarados, de este viaje de Berta Soler a Miami.

Hay que empezar por decir que a diferencia de otras visitas esta no recibió mucha atención de la prensa. Ni El Nuevo Herald, ni la radio, ni los canales de televisión locales le dieron visibilidad. Es válido preguntar: ¿Esta indiferencia se debe a la pérdida de interés por la figura de Berta Soler o a que alguien alertó a los medios que en este momento era mejor mantener a la visitante en un bajo perfil?

Lo más divulgado fue un encuentro aparentemente “casual” entre Berta Soler y la opositora venezolana María Corina Machado en pleno Aeropuerto Internacional de Miami, que ambas aprovecharon para decir las consignabas de siempre.

Si ustedes escuchan lo que Berta dice al llegar a Miami sobre su rechazo a la colaboración cubana en Venezuela, verán que son las mismas frases que minutos antes me había dicho en la entrevista que le hice en La Habana.

El periodista Ricardo Quintana de la mal llamada Radio Martí no puede ser más artificial sobre la “casualidad” y dice en su reportaje: “Como dos bolas de billar que en una partida chocan y luego toman dos rumbos diferentes, se produjo este encuentro fortuito entre la Dama de Blanco cubana Berta Soler y la dirigente de la oposición de Venezuela María Corina Machado”.

Mientras conversaba conmigo en La Habana Berta Soler recibió varias llamas telefónicas de instrucción, que desmienten ese “encuentro fortuito”, donde “casualmente” en Miami estaban listas las cámaras de filmación de esa emisora anticubana.

Pero lo que busca este artículo es revelar las razones ocultas de la presencia de Berta Soler en Miami. Diré lo necesario; protegeré las fuentes y me reservaré lo que considere prudente. Pero nadie dude de que si los aludidos niegan la información que les doy, vamos a poner todas las cartas sobre la mesa.

Yo tenía información desde hace semanas que no había podido contrastar como para darlas por hechos; pero la misma Berta Soler me da la oportunidad de atar los cabos sueltos.

Además de lo que ustedes pueden escuchar en la entrevista grabada, yo converso un tiempo antes con Berta. Es ahí donde ella deja caer algunos comentarios, que dice que no quiere revelar en la radio, que encajaban bien con estas informaciones que yo tenía. Se relacionan con esas dos preguntas aparentemente ingenuas que le coloco en la entrevista sobre “cómo están los muchachos” y “si existe armonía”.

Este programa de estudiantes en el Miami Dade College ha tenido cuestionamientos por parte de grupos de la llamada oposición en Cuba y de organizaciones de Miami, como el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), que dirigen Remedios Díaz Oliver, Diego Suárez, Marcell Felipe y cuya vocera es Ninoska Lucrecia Pérez Castellón; y el Directorio Democrático Cubano de Orlando Gutiérrez Boronat y Janisset Rivero. Lo que argumentan es el uso indebido de fondos y nepotismo, ya que se están otorgando las becas por cercanía familiar, amistad e interés partidista. Ni siquiera han revisado los índices académicos o “notas” de estos estudiantes en el sistema educativo cubano.

El propio Jorge Mas Santos, Director Ejecutivo de la FNCA, dijo en Radio Martí el 21 de mayodel 2013 que “los coordinadores de este programa en la isla van a ser Guillermo Fariñas y Berta Soler”. (http://www.martinoticias.com/content/article/22743.html) Como ya se ha dicho hay una hija y una sobrina de Berta Soler en el primer grupo que llegó al Miami Dade College; y también una sobrina de Guillermo Fariñas.

Además existe el criterio en varios de los grupos contrarrevolucionarios de Miami y en la llamada oposición en Cuba, que este programa no va dejar nada; regresen o no regresen. Lo ven como un proyecto que no funciona en lo político y tampoco en lo académico; principalmente por el bajo nivel intelectual de los becarios.

Los ejemplos que suelen manejarse sobre esta insuficiencia académica son los del estudiante que se hace llamar Escuadrón Patriota, que es uno solo, y su nombre es Raudel Collazo, y Danilo Maldonado, alias El Sexto.

Este grupo ha venido generando problemas de convivencia en Miami. La persona que se señala como instigadora de las discusiones internas es Lienys Moya Soler, hija de Berta Soler y Ángel Moya. Por lo que ya podemos ir imaginando a qué vino Berta Soler a Miami. A “cosas familiares de mis hijos”, como dejó caer en la entrevista en La Habana.

Aleidys Catá Moya, sobrina de Ángel Moya, sobrina política de Berta Soler y prima de Lienys, es otra con señalamientos de conducta problemática, ya que es muy mala la relación entre las primas. Se habla incluso de enfrentamiento entre ellas; situación que ha trascendido al resto de los estudiantes.

Este problema llega a La Fundación. Por una fuente supimos que se produjo una reunión el pasado 13 de marzo en la que Pepe Hernández, Presidente de La Fundación, ordenó a la secretaria Laly Samper que llamara a Berta Soler a Cuba y le dijera que si esta situación no se resolvía su hija Lienys debería regresar.

Cuando Berta Soler tuvo conocimiento, después de una depresión, entró en cólera y respondió a La Fundación que esto sería una gran ofensa para ella y que estaba dispuesta a dejar el liderazgo de las Damas de Blanco. Producto de esto, que a primera vista parece una presión, es que llega Berta a Miami el miércoles 19 de marzo.

Es importante el rol que juega el becario Néstor Álvarez Labrada, hijo de María Cristina Labrada, íntima amiga de Berta Soler y Dama de Blanco. Ernesto es quien le dice a un directivo de La Fundación del problema que se está generando con las dos primas, y también con Haisa Fariñas, sobrina de Guillermo “el Coco” Fariñas.

Lo que se ha reiterado es que Aleidys Catá Moya responsabiliza a su prima Lienys Moya Soler de todas las dificultades presentadas; le señala problemas de conducta y que es provocativa hacia el grupo; que estimula la celebración de fiestas hasta altas horas de la noche donde “se desenfrenan los excesos”, abuso de alcohol y sustancias prohibidas. Pero dejémoslo hasta aquí.

Esta información no debería haber sido objeto de un programa alternativo y con pocos recursos como La Tarde se Mueve; pero la prensa dominante en Miami se mantiene indiferente y perezosa ante lo esencial, ocupada solo en sus cómodas campañas tendenciosas, poniendo y quitando imaginariamente gobiernos de países lejanos.

Este es un grupo de estudiantes que ha sido celebrado con bombos y platillos por esa prensa; proponiéndolo como la cantera humana del futuro de Cuba; pero esa no es la verdad de lo que sucede. Los medios de Miami callan y Berta Soler miente, porque ni siquiera fue a Jacksonville como dijo en nuestra entrevista en La Habana.

Ella incluso habría adelantado su regreso a Cuba para hoy martes. No sé aún a qué acuerdo habrá llegado con La Fundación, ni si habrá conseguido mediar con éxito entre su hija y su sobrina; pero sí estoy convencido de que es un deber de los medios de Miami confrontar esta información. Para difamar sí están listos, pero no les interesa informar, investigar, ni llegar a conclusiones. El Nuevo Herald ha llegado al extremo de declarar en un editorial (domingo 24 de noviembredel 2013) que está dispuesto a comprender a Jorge Mas Santos en su política: “Mas Santos merece crédito”.O sea, que en lugar de monitorear sus acciones, El Nuevo Herald propone consentírselas.

Por último quiero decirles algo más sobre el caso de Lienys Moya Soler. Ella dijo a la mal llamada Radio Martí al llegar a Miami que “en su caso estudiará primero inglés y luego una carrera universitaria, pues en la isla ha sido imposible por las ideas políticas de sus padres”(http://www.martinoticias.com/content/jovenes-opositores-cubanos-inician-becas-en-eeuu/30961.html); sobre esto en Miami se ha hecho una leyenda, pues su baja en los estudios de Micro Biología en el tercer año en la Universidad de La Habana fue por falta de rendimiento académico; por tener 7 asignaturas desaprobabas, lo que no es permitido según la resolución 120 artículo 50 del Ministerio de Educación Superior. En ese artículo del Reglamento Docente se dice: “Para autorizar a un estudiante a repetir un año académico, se tendrá en cuenta que sus resultados docentes no estén vinculados a una mala actitud ante el estudio y que posea una evaluación integral satisfactoria.” (http://instituciones.sld.cu/ucmh/files/2011/09/Reglamento-docente.pdf)

Creo que además de la prensa de Miami, instituciones de Estados Unidos como el Departamento de Estado y la USAID deben investigar qué es lo que está pasando con toda esta situación en el Miami Dade College. Vamos a ver qué tienen que decir Eduardo Padrón, Presidente de esa universidad, o el jefe del programa de esos estudiantes, Juan Antonio Blanco, y la propia FNCA. Porque se trata del dinero del pueblo norteamericano, que seguramente no está enterado de lo que está pasando. Aunque estoy seguro que las autoridades de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana y otros departamentos y agencias sí lo conocen.

CODA: En un momento de mi conversación con Berta Soler en La Habana le pregunté sobre qué le había dicho Joe Biden en su encuentro en Washington DC; y Berta me dijo que no se acordaba porque ella hablaba con muchos políticos. Le recordé entonces que igual no se habla todos los días con el Vicepresidente de los Estados Unidos y mucho menos en la Casa Blanca.