sábado, 8 de marzo de 2014

Consejo Permanente de la OEA rechaza intervención extranjera en Venezuela

nternacional.elpais.com
Por Agencias | Radio La Primerísima

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este viernes con una amplia mayoría una declaración en apoyo a la paz y el fin de la violencia terrorista en Venezuela.

"El Consejo Permanente acaba de aprobar por 29 votos a 3 una declaración de solidaridad con la paz, con el diálogo y con la democracia venezolana", dijo el embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton.

La declaración de cinco puntos, propuesta por Bolivia, obtuvo el respaldo de Venezuela y otros países del ALBA, mientras que Estados Unidos, Canadá y Panamá mostraron reservas. Grenada y Bahamas no estaban presentes durante la votación.

Las objeciones de los países se concentraron alrededor del vocabulario sobre los llamados al diálogo en Venezuela, donde las manifestaciones han dejado 20 muertes, casi 300 heridos y decenas de denuncias de violación de derechos humanos.

La declaración alienta a todos los partes en Venezuela que continúen avanzando con el proceso de diálogo iniciado por el gobierno de Nicolás Maduro en las conferencias de paz.
La votación siguió a un maratónico debate entre el jueves y casi toda la jornada del viernes en la sede de la OEA en Washington.

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, tildó como histórica la decisión con la que el organismo se solidariza con la nación suramericana ante los intentos desestabilizadores de la extrema derecha.

Con 29 votos a favor y tres en contra, de Estados Unidos, Canadá y Panamá, la organización regional abre así el camino para condenar la violencia y descarta de este modo que una comisión observadora vaya a Venezuela para constatar la situación producto de la violencia fascista, como se había propuesto anteriormente.

A su salida de la reunión que se desarrolló este viernes, Chaderton afirmó que la resolución acordada, que se dará a conocer próximamente a los medios, "abre con la palabra solidaridad, una palabra muy bonita y que es histórica, pues la OEA se está deslindando de sus anteriores decisiones".

Incluso el Embajador señaló que Canadá fue más agresiva que Estados Unidos en cuanto a las disertaciones en contra del Gobierno de Venezuela. Chaderton destacó como positivo la reunión a puerta cerrada, lo que contribuyó a que no se creara "un circo mediático" sobre lo que ocurre en la nación suramericana.

Resumió que el logro de la resolución fue alcanzado gracias al consenso democrático, "porque tuvimos una sesión que se desarrolló en tranquilidad, en democracia y con políticos serios que argumentaron sin presiones", dijo.

"En definitiva 29 países se mostraron en solidaridad con Venezuela, con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la paz en el país que se está buscando a través de los diálogos que mantiene el jefe de Estado con todos los sectores sociales" de la nación.

Aplaudió a la OEA por interesarse en la petición de Venezuela, en cuanto al respeto a su soberanía, "se solidariza con un país amenazado por la primera potencia del mundo que dirige acciones desestabilizadoras y golpistas", expresó el embajador.

"No es equilibrada (...) esperaba mayor neutralidad de la OEA", criticó el embajador panameño, Arturo Vallarino. La declaración "tiene buenas partes pero no creímos que iba suficientemente lejos" sobre el diálogo, señaló la estadounidense Carmen Lomellin.

Desestabilización frustrada

El embajador de Venezuela en la Organización de Estados Américanos (OEA), Roy Chaderton, aseguró que después de los logros declarados en la resolución emitida por la comisión permanente reunida en Washington, "todas las expectativas de quienes querían desestabilizar a Venezuela fueron frustradas".

En entrevista exclusiva para teleSUR, Chaderton apuntó que los medios de comunicación internacionales y sectores golpistas de la oposición deben analizar sobre lo acaba de aprobarse, lo cual es una expresión clara de solidaridad, basada en la democracia y el diálogo.

Por otro lado, refirió que Canadá tiene una posición más agresiva, respecto a la intervención, que Estados Unidos, dado que pedían que se estableciera una comisión que supervisará a las instituciones del Estado venezolano, y surgiera una declaración que fuera condenatoria de las acciones que implementan para detener la violencia.

Por ello, invitó a la oposición venezolana a reflexionar sobre su concepción de un golpe de Estado, a entenderse con el dialogo racional "porque es parte del ejercicio democrático con los que todos estamos comprometidos".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comentó que su país obtuvo "una gran victoria" en la OEA. "Afortunadamente ayer en la OEA tuvimos una gran victoria con el apoyo de todos los Gobiernos de América Latina y del Caribe. Muchas gracias a todos los Gobiernos, a los pueblos que apoyaron a Venezuela y el Gobierno de Panamá quedó solito, solo solito y derrotado, derrotadito", dijo el presidente.

Martinelli, delincuente

Este viernes, el presidente Maduro reveló que decidió suspender el pago de la millonaria deuda que mantiene la oficina del gobierno que regula el cambio de divisas, Cadivi, con los empresarios panameños.

El canciller venezolano, Elías Jaua, anunció el jueves la suspensión de la revisión de la deuda que los empresarios venezolanos, que necesitan que el Gobierno les otorgue dólares, tienen con sus proveedores panameños. Esa deuda ronda, según fuentes en Panamá, los 1,200 millones de dólares.

Maduro acusó al gobernante panameño, Ricardo Martinelli, de cobrar a los empresarios de la Zona Libre de Colón el 20% por cada factura que se cancelara desde el organismo venezolano de entrega de divisas que usó para su campaña interna.

Maduro comentó que después de recibir la visita de Martinelli en julio pasado en Caracas en la que se abordó el tema de la deuda que la estatal Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) tenía con empresarios panameños, decidió enviar a Panamá al entonces presidente de este organismo, José Khan, que llegó a Venezuela con la denuncia.

El presidente contó que a su regreso del país centroamericano, Khan le dijo que los empresarios en la Zona Libre de Colón les habían contado que "el presidente panameño le estaba cobrando 20% por cada factura que se cancelara desde Cadivi para financiar su campaña electoral interna".

"Yo dije ¡'paren eso'!", aseguró Maduro, quien dijo haber ordenado "calladito" la suspensión de esa deuda estimada en cientos de millones de dólares a los empresarios de la zona franca. "Dijimos 'qué vagabundería es esta ¡Dios mío! Utilizar el dinero público para enriquecerse", añadió.

El gobernante aseguró que tras escuchar la denuncia hecha por Khan ordenó: "Paren todos los pagos inmediatamente y nuestra relación es directa con los empresarios y no a través del gobierno".

"Eso no se supo públicamente, yo lo hice calladito", dijo y señaló que después de la orden de parar los pagos su Gobierno recibió "una especie de amenaza" que provino "de un vocero a través de un intermediario del presidente de Panamá" que supuestamente dijo: "nosotros sabemos cómo responder".

Maduro hizo el comentario en el marco de un acto de inauguración de una planta procesadora de lácteos en un poblado del estado Miranda (centro) ante un grupo de trabajadores de la empresa al que también asistió el vicepresidente de Economía, Rafael Ramírez.

Indicó que de repente su Gobierno se enteró de que el canciller panameño, Francisco lvarez De Soto, estaba hablando "a nombre de Venezuela" y "más de quince gobiernos" del continente le llamaron para preguntar si era verdad que Venezuela a través de Panamá estaba de acuerdo con una propuesta intervención de la OEA en el país.

"Por eso tomé la decisión que tomé (...) de suspender todas las relaciones políticas, diplomáticas, económicas, comerciales y le di la orden al Cencoex (Centro Nacional de Comercio Exterior) y al vicepresidente de Economía: suspendan todas las transacciones en divisas con Panamá inmediatamente, tarjetas y todo lo que hay que suspender ", dijo.
Venezuela rompió el miércoles las relaciones diplomáticas y económicas con Panamá.

Maduro afirmó que Panamá se quedó "sin el chivo y sin el mecate" en su iniciativa en la OEA, que prosigue este viernes debatiendo sobre Venezuela en una reunión privada en Washington. "A Venezuela se tiene que respetar y si nosotros no la hacemos respetar, ¿quién respetará?", se preguntó.

El vicepresidente Ramírez recordó que Venezuela ha denunciado en numerosas ocasiones que Panamá es utilizado como mecanismo de triangulación. "Se trata de ocultar a través del Canal de Panamá el verdadero origen de los productos que se han importado", ha dicho.
Interrogado sobre la ruptura de las relaciones bilaterales, ha considerado que "es una decisión justa del Gobierno venezolano". "No aceptamos injerencia de ningún país en nuestros asuntos internos", ha insistido.

Además, el también presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) ha asegurado que "no habrá el mínimo problema para el país por la ruptura de las relaciones con Panamá".