jueves, 27 de febrero de 2014

Guatemala: Coca Cola reacia a negociar convenio colectivo

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
SITRACOPROVOL a punto de declarar la huelga

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


Cuando, en junio de 2012, Coca Cola Company adquirió Embotelladora del Pacífico SA (DINPA), modificando su razón social por la de Comercializadora y Productora de Bebidas “Los Volcanes SA”, los trabajadores consideraron el cambio de propiedad como una oportunidad real para la implementación y salvaguarda de sus derechos laborales y sindicales. Lamentablemente, los problemas continúan.

Después del cambio de razón social, el Sindicato se registró nuevamente ante las autoridades laborales como Sindicato de Trabajadores de Comercializadora y Productora de Bebidas Los Volcanes SA (SITRACOPROVOL), que en pocos meses logró afiliar a 380 de los 550 trabajadores.

En noviembre del mismo año, la organización sindical presentó su Pliego de Peticiones y denunció el Convenio Colectivo por la vía directa, ya el anterior había vencido unos meses antes y estaba siendo prorrogado hasta la firma de uno nuevo.

Las negociaciones se iniciaron en enero de 2013. Sin embargo, la empresa nunca mostró una verdadera disposición a llegar a un acuerdo.

“La patronal comenzó a dilatar el proceso y a adoptar medidas para empantanar la negociación. Ante esta actitud, la asamblea general del SITRACOPROVOL autorizó a la junta directiva a plantear ante los tribunales un conflicto colectivo de carácter económico y social, cuyo procedimiento se agotó en noviembre pasado”, dijo a La Rel, Byron Letona, secretario general del SITRACOPROVOL.

Pese a las recomendaciones emitidas por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, COPROVOL (Coca Cola) mantuvo una actitud totalmente cerrada, y al Sindicato no le quedó otra opción que iniciar el procedimiento de huelga.

Huelga inminente


Todavía hay 42 cláusulas pendientes de firmar, entre otras aquellas que se refieren a la estabilidad laboral, sistema de pago y salario, reestructuración de rutas, ámbito de aplicación del convenio colectivo y tercerización.

“La empresa ha pretendido presionar a los trabajadores, imponiendo un sistema de pago injusto, que abre el camino a una reestructuración de rutas unilateral.

Además, no quiere negociar el tema de los agenciarios y de las minibodegas, dos ejemplos muy peligrosos de tercerización, donde queda indefinido el ámbito de aplicación del Convenio Colectivo”, dijo David Morales, secretario general de la Federación Sindical de Trabajadores de la Alimentación, Agroindustria y Similares de Guatemala (FESTRAS).

Según él, la inminente huelga en la empresa propiedad de Coca Cola Company no es más que el resultado de la terquedad de la patronal, que en lugar de buscar el diálogo y una solución de consenso ha privilegiado la solución judicial.

Morales aseguró que tanto FESTRAS como las organizaciones afiliadas del sector de la bebida, entre ellas el Sindicato de Trabajadores de Embotelladora Central SA (STECSA), el Sindicato de Trabajadores de Alimentos y Bebidas Atlántida SA (SITRAABASA) y el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Industria del Café SA (SITINCA), están apoyando incondicionalmente al SITRACOPROVOL.

Además, explicó que ya se están coordinando acciones con la UITA y la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac).

“Esperamos que la empresa recapacite y que demuestre su voluntad de resolver las diferencias y los problemas a través del diálogo. A nadie conviene el desgaste recíproco que supondría convocar a una huelga, y es por eso que hacemos un llamado a la empresa a buscarle una salida rápida al conflicto”, concluyó el secretario general de la FESTRAS.

Fuente: Rel-UITA