miércoles, 12 de febrero de 2014

El Salvador: Corrupción atribuida a expresidente Flores sería de $75 millones

ContraPunto
Por David Ernesto Pérez | ContraPunto

No son 10, 15 ni 30, sino 75 millones de dólares los que el expresidente Francisco Flores pudo haberse apropiado mientras administraba el Órgano Ejecutivo, según la última cifra que calcula la Asamblea Legislativa que parten de la denuncia pública que la semana pasada hizo el expresidente de ARENA, Antonio Salaverría.

Él aseguró que de un préstamo de $100 millones que había otorgado Taiwán a El Salvador para la renovación de 45,000 manzanas del parque cafetalero, unos $30 millones tienen paradero desconocido.

Los diputados suman: $10 millones señalados en el Informe de Operaciones Sospechosas (ROS) de Estados Unidos; $20 millones que el expresidente dijo que pudo haber recibido de parte del expresidente Chen Shui Bian a través del embajador taiwanés en el país; $15 millones que se firmaron amparados en un convenio pero que nunca entraron al Ministerio de Relaciones Exteriores; y los últimos $30 millones denunciados por Salaverría mientras firmaba el pacto por el café con los partidos políticos y el excandidato a la presidencia, Elías Antonio Saca. El total es de $75 millones.

El préstamo fue gestionado en 1998 por el excanciller de la administración de Armando Calderón Sol, Ramón González Giner y tardó un año la ratificación y desembolso, es decir, llegó justo a tiempo para la presidencia de Flores.

A la vez que cambian los primeros dos dígitos a la cifra de la supuesta apropiación de donativos que hizo el expresidente, también aumentan los delitos a la lista que, a criterio de la Asamblea, deberá responder al agregársele la desobediencia por no comparecer en la Comisión Especial cuando fue citado por tercera vez para aclarar el destino de los millonarios fondos y en vez de acudir desapareció aunque la Policía Nacional lo haya llegado a traer a su casa en el lujoso bulevar el Hipódromo de la colonia San Benito; hasta la fecha se desconoce su paradero. Los diputados enviarán un aviso a la Fiscalía General para que agregue la infracción. “Creo que tengo la calidad de tonto por estarlo esperando”, bromeó Guillermo Gallegos, uno de los diputados que más ha cuestionado a Flores.

La suma de supuestos millones y delitos también está acompañada por la condena moral que el procurador de Derechos Humanos, David Ernesto Morales ha impuesto en la Comisión contra el exmandatario, al señalar que la corrupción viola derechos fundamentales como la vida, la salud, la alimentación y la vivienda debido a que la cooperación no llegó a manos de sus beneficiarios, es decir de la población más pobre del país. “Esto es un ejemplo clásico”. 

El caso además puede presentarse en la Comisión Interamericana (CIDH) para tratar de mostrar que existe “lucha contra la corrupción”, aunque para eso será necesario agotar las instancias de justicia nacionales como la Fiscalía y el Órgano Judicial. “Las prácticas corruptas históricas conllevan una impunidad pocas veces superada; la inoperancia de las instituciones es otra causa de impunidad”. Morales dudó que Flores actuara solo cuando recibía las millonarias donaciones taiwanesas mientras tenía ministros y funcionarios de confianza que le acompañaban en el día a día de la presidencia. - Unos doce extitulares han asegurado desconocer los movimientos de su exjefe, como el exministro de Hacienda, Juan José Daboud o la entonces ministra de Exteriores, María Eugenia Brizuela de Ávila-. “Me preocuparía que haya una especie de código de silencio”.

En la Comisión también declararon los exdirectores de Asuntos Económicos y Sociales de ARENA, Juan Wright y Eduardo Zablah Touché, ambos negaron que dinero taiwanés haya entrado a las filas del partido para financiar la campaña del expresidente Saca. El primero dijo que “ojalá las investigaciones lleguen a su final porque a veces quedan en el aire”.

Casi 2 horas después de iniciada la sesión de la Comisión, el diputado Francisco Merino concluyó que la sonrisa de Flores a la pregunta – el 7 de enero - cuánto realmente había recibido era porque la cifra era alta y además no todas las donaciones taiwanesas tenían que ser destinadas para ayudar a los damnificados, porque pudo “haber superposición de recursos” con el resto de cooperación de la comunidad internacional. “Hay una serie de fondos de los que no se ha hablado”.

El fiscal general, Luis Martínez ha aclarado a la prensa que el congelamiento de las cuentas bancarias y bienes del expresidente fue ratificado el 5 de febrero por el Juzgado 5° de Paz de San Salvador. Sin embargo, la siguiente parte de la investigación estaría estancada en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que tiene que “despachar asistencias internacionales” a Costa Rica, Las Bahamas y Estados Unidos, ruta que se supone siguió el desvío de $10 millones.