domingo, 26 de enero de 2014

En Honduras se instala Juan Orlando Hernández: El pueblo contra la dictadura

Libre
Por Libre | FNRP

La dictadura del Partido Nacional hoy pretende seguir con su disfraz de democracia, pero el pueblo está en las calles para decir la verdad. Nunca antes entre los hondureños y hondureñas hubo tanto desencanto por el sistema de Gobierno, nunca como ahora la indignación es tan fuerte y el deseo de cambiar las cosas tan claro. Hoy más que nunca el pueblo ha decidido enfrentar a la dictadura y no detenerse hasta vencerla.

Ni siquiera en el 2009 tantas personas habían expresado el rechazo por el asalto a la Patria como lo hacen ahora. Como Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) saludamos a todos los sectores que antes tenían reservas pero que ahora han decidido elevar su voz. Callar en estos momentos es ser cómplice de Juan Orlando Hernández y todos sus secuaces. El derecho de protesta es de todos y todas y este es el momento más urgente de hacer buen uso de él.

Hoy no le ponen la banda presidencial a JOH, se la ponen a las empresas que ya son dueñas de las playas, de los mares, de los ríos, de las empresas del Estado, de las minas, del campo y sus frutos, de nuestros impuestos, de nuestro trabajo y de nuestra vida. Hoy pretenden quitarnos lo poco que tenemos e inaugurar una etapa más profunda de violencia y marginación.

Por eso estamos protestando porque no es cualquier cosa lo que estos delincuentes buscan. No se trata solamente de quien ha militado con los sectores populares históricamente si no de quien quiere cambiar este presente y modificar el futuro. Si hoy nuestros brazos se mantienen abajo y nuestras rodillas dobladas serán nuestros hijos e hijas los que nos reclamaran haberles heredado la desgracia.

La Patria somos todos y todas, no es esa banda presidencial bañada en sangre inocente, ni los cargos que se reparten entre los mismos de siempre, la Patria no son los carros blindados que protegen a los peores criminales en la historia nacional, la Patria es la esperanza que aun reside en los corazones de las personas que si trabajan para vivir. Es en nosotros y nosotras mismas donde aun queda esperanza para Honduras.

Saludamos a quienes luchan por el pueblo. A la valiente bancada del Partido Libertad y Refundación y que junto a los oportunos aportes de la bancada del Partido Anticorrupción ya han destruido al bipartidismo que reinaba en el hemiciclo legislativo. Los nacionalistas nunca ocultaron su naturaleza vende patria y los liberales se han quedado sin argumentos y se muestran como los traidores que son.

Que no se engañe nadie, quien está con el pueblo de Honduras, hoy está protestando. Acá estamos nosotros y nosotras, acá estaremos con quienes quieran lo mejor para Honduras. Lucharemos sin miedo y avanzaremos hasta lograr que la democracia sea una realidad en esta tierra que volverá a ser nuestra.

Somos Resistencia Popular, Somos Oposición, Somos Dignidad, Somos la Esperanza de Honduras.