miércoles, 8 de enero de 2014

El Salvador: Francisco Flores y los 10 millones de Taiwan

contrapunto.com.sv
Por David Ernesto Pérez | ContraPunto

¿Y los $10 millones de la cooperación de Taiwán? Esa era la pregunta por la que la mitad de la Asamblea Legislativa, media docena de diputados y medio El Salvador estaba expectante. 

La pregunta del millón era la que debía responder el expresidente Francisco Flores debido al escándalo que ha causado la denuncia pública que hizo el presidente Mauricio Funes, el año pasado, al dar a conocer en su programa sabatino, con un Reporte de Operaciones Sospechosas del Tesoro de Estados Unidos (ROS) en mano, que presuntamente el exmandatario desvió dicho monto a sus cuentas personales en Las Bahamas, en el Caribe.

La Fiscalía General no ha oficializado que investigue a Flores por dicho escándalo, aunque tampoco lo niega; el Departamento del Tesoro tampoco lo indaga; pero, la Asamblea sí sentó a Flores y le preguntó directamente cuál fue el destino de los fondos enviados por el país asiático. Esa era la pregunta central que el expresidente saltó mil veces para no responder, por lo contrario se concentró en deslegitimar la información revelada por Funes.

Estas son las explicaciones que Flores pronunció a los diputados que preguntaron y repreguntaron para aclarar el destino del dinero.

“El Gobierno de Taiwán a través de su presidente, le entregaba fondos directos a aquellos mandatarios, gobiernos, fundaciones, organizaciones políticas que estaban de acuerdo en apoyarlo en sus aspiraciones de independencia. Esa cooperación directa es una decisión de Taiwán, en otras palabras: que la cooperación viniera en un cheque personal a nombre del jefe de estado u organización era una práctica común y era una peculiaridad del gobierno de Taiwán en su relación con todos los países que lo apoyaban”.

El primer donativo que Flores recibió fue así: pidió una reunión con el presidente taiwanés, a través del embajador en El Salvador de esa época, cuando fue aceptado viajó a Taipéi (capital) y en una reunión privada le explicó las penurias del país; meses más tarde recibió el cheque a su nombre y, aseguró, lo destino para ayudar a las víctimas de las catástrofes ambientales.

“Taiwán nos asistió con la siguiente forma de ayuda: se iba a adquirir el lote que habían perdido y se formaría un parque memorial, eso tenía muchas ventajas: les trasladaba fondos directamente a los afectados y les creaba un espacio para cerrar ese capítulo tan triste de los terremotos. Esos fondos vinieron en cheques directos a mi nombre y fueron entregados a ese propósito”.

Flores se convertía, según sus palabras, en intermediario entre el presidente taiwanés – que se convertía en una especie de padrino – y las víctimas de los terremotos, secuestros; también para luchar contra las pandillas y el narcotráfico. El poder de mediador le servía para no dar cuentas a nadie del dinero, ni siquiera a los funcionarios del gobierno que presidía, como por ejemplo el Ministerio de Hacienda o de Relaciones Exteriores. La repartición se hacía, incluso, casi de una manera novelesca: en pequeños paquetes de dinero para las alcaldías o para pagar a un secuestrador que quería delatar a sus compañeros. ¿Cómo se sabía que ese dinero era realmente para eso? Esa es otra de las preguntas que el expresidente saltó para no  responder.

“Estimo que la ayuda – no la recuerdo durante los terremotos –tuvo que haber sido por varios millones de dólares, creo que el aporte era rondando los $5 millones para las Colinas, de ahí hay para las carreteras, rescate de personas atrapadas en la cumbre, para problemas logísticos que produjeron los terremotos, así que solo puedo estimarlo pero me extrañaría que fueran menos de 15 o 20 millones de dólares”.

“Nunca gestioné fondos de Taiwán para ninguna cuenta pública, no los recibí dentro de ningún convenio de cooperación, de ningún protocolo establecido, simplemente los recibí de parte de una persona que era el presidente de Taiwán”.

Después de su alegato, Flores enfrentó a la diputada Claudia Ramírez, disidente de ARENA y ahora miembro de la fracción independiente Unidos por El Salvador.

- ¿Queda descartado que usted recibió los $10 millones?

Flores responde, en tono molesto, a una pregunta con otra pregunta:

- Sobre el SAR no lo conozco. ¿Lo conoce usted, qué dice el SAR?

- Es la misma información que ha revelado el presidente Funes

- Fíjese en las dificultades de la pregunta: ni usted ni yo conocemos el SAR, yo le puedo decir es que recibí en todos los años en que estuve en el gobierno distintos apoyos del gobierno taiwanés y no bajo los canales tradicionales, entonces para poder contestar cuál de esa cooperación que yo recibí es la contenida en el SAR ustedes me tendrían que dar la información de a qué cheque se refieren, es decir qué contiene el SAR, me lo podrían enseñar, porque si usted no lo conoce, ni yo y la Fiscalía dice que es ilegal conocerlo lo único que tenemos son las declaraciones de Funes y si lo único son las declaraciones, estas son contradictorias, mal intencionadas y falsas.

Benito Lara, diputado del FMLN, insistió en la pregunta y la respuesta fue la misma: negar la veracidad del documento e ignorar el contenido del documento estadounidense:

- Yo no conozco el documento. ¿Usted lo conoce?, Inquirió el expresidente al efemelenista.

- En los medios hay una copia

-¿Y usted cree en eso?

- Nadie lo ha negado

- ¿Sabe que es cierto?

- No tengo el original

- ¿Verdad? usted mismo admite que no sabe si es cierto, entonces si usted no sabe, ¿cómo lo voy a saber yo? Le digo una cosa: no niego que exista, no niego que he recibido fondos, no niego que pueda haberse producido una pregunta de un banco a otro, lo que digo es que esta acusación puntual no la conozco, no he visto ni una evidencia clara de su existencia y creo que ninguno de ustedes. Me pregunta por el destinatario, números de cuentas… no tengo evidencia ninguna y lo que puedo decir es que nunca deposité cheque en ninguna cuenta, no tengo cuenta en Las Bahamas.

- ¿Cómo se materializó la entrega del cheque?

- Habrá que preguntárselo a quienes lo recibieron.

- ¿Si?

- Sí, claro.

Gestos irónicos se dibujaron en los rostros de Lara y Flores. Éste desvió la mirada al también diputado oficialista Antonio Echevarría quien le dijo, en tono sarcástico, que había hecho un lío más grande, una confusión peor.

- Porque hoy ya no son $10 millones sino que quince

- Ja, ja, ja no diputado no son quince.

- Un promedio de quince.

- No, usted estírelo como quiera porque son crisis de dimensiones inmensas.

- Pero uno, como servidor debe manejar las donaciones con transparencia y honestidad, y la comisión se integró para conocer de los $10 millones; uno no puede entregar un cheque a un “Juan Pérez” si no tiene nombre y apellido y eso quiero saber, porque es importante saber a quién se le entregó el dinero.

- ¿Usted sabe que existe un cheque de 4, 1 y uno de 5 millones de dólares? ¿Dónde están, me puede dar la evidencia?

- Por eso está la comisión, usted era el presidente y estaba obligado a conocer a quien daba el dinero; si yo supiera se lo dijera.

- No he dicho en esta comisión que yo he recibido los $10 millones que dice Funes, sino que recibí apoyo de esta forma directa en numerosas ocasiones, que sobre lo que dice Funes no tengo evidencia, no sé a cuál cheque se refiere. Usted hace cuentas, y dice que son los $10 y no sé si es cierto, me dicen que el dinero está vinculado a 2002 y 2003 pero yo le hablo de todo el periodo, entonces cuando me pregunta por un cheque de cuatro, uno o de cinco eso es lo que dice Funes, usted, ¿cómo contesto? 

                                                           -------------

De acuerdo a información obtenida, Juan José Daboub, ex ministro de Hacienda de Paco Flores, ha huido del país este martes, para no declarar ante el Congreso sobre el destino de los 10 millones de dólares donados por Taiwán, y que nunca entraron a las arcas del Estado.

La Comisión Especial del Parlamento para investigar el destino de fondos donados por la República China-Taiwán, entre octubre del 2003 y abril de 2004, citó al ex funcionario a las 10:00 de la mañana.

Según la fuente, el exministro de Hacienda, muy cercano a Paco Flores, reservó un asiento en la aerolínea Avianca para este martes a las 8:30 de la mañana, con destino a los Estados Unidos.

El donativo “extraviado” ingresó durante la administración Flores y, según el reporte de operaciones sospechosas del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, el cheque se transfirió a una cuenta personal del exmandatario arenero y luego se trianguló para ser depositado en una cuenta en Bahamas, considerado un paraíso para esconder dinero mal habido.

Desde que el Presidente Mauricio Funes destapó el caso, Flores sigue sin hablar y comentar sobre el Reporte de Operaciones Sospechosas, que señala que podría haber recibido 10 millones de dólares de la cooperación del gobierno de Taiwán para el financiamiento de la campaña política de su partido.

Para este martes se tiene previsto recibir en la Comisión Legislativa una lista de exfuncionarios del gabinete de Arena del expresidente Flores, como la exministra de Relaciones Exteriores, Maria Eugenia de Ávila, al exvicepresidente Carlos Quintanilla Schmitd, y al secretario de Asuntos Legislativos y Jurídicos de la presidencia, Rolando Alvarenga; Aldo Vinicio Parduci, secretario privado de Flores, y Daboub, exministro de Hacienda, ahora fugado para evitar declarar ante la Comisión Especial del Parlmento sobre la “desaparición” de los $10 millones donados por Taiwán.

En el programa Conversando con el Presidente, Mauricio Funes señaló a Juan José Daboub, entonces secretario de la presidencia del expresidente Francisco Flores, como uno los principales actores en apoyar la privatización de las centrales hidroeléctricas de El Salvador. La gestión del expresidente Flores triplicó, en menos de 6 meses el precio de la energía.

El mandatario solicitó a la Asamblea Legislativa investigar dichas anomalías en esos contratos. (simpatizantesfmln.org)