martes, 10 de diciembre de 2013

Libre impugna elecciones generales de Honduras

EFE
Partido de Xiomara Castro interpone acción de nulidad por fraude

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Dos semanas después del voto en Honduras, el partido Libertad y Refundación (Libre), cuya candidata es Xiomara Castro, esposa del ex-presidente Manuel Zelaya, interpuso ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) una acción de nulidad de los comicios del 24 de noviembre pasado, en el nivel electivo presidencial, “por fraude y alteración o falsificación de los votos”.

El 1 de diciembre, los magistrados electorales habían anunciado el resultado final del escrutinio preliminar, proclamando ganador al candidato oficialista Juan Orlando Hernández con el 36.80% de los votos, ocho puntos arriba de Xiomara Castro.

El anuncio se dio justo unas pocas horas antes de que el partido Libre y el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) se movilizaran por las calles de Tegucigalpa, denunciando un sinnúmero de irregularidades en los comicios, y exigiendo el recuento de las más de 16 mil actas de las Mesas Electorales Receptoras (MER).

De acuerdo con el contenido de las copias de las actas en manos de Libre, que hasta el momento ha logrado ganar casi un tercio de los escaños en el Congreso Nacional y se perfila como la segunda fuerza política del país, su candidata presidencial habría triunfado con entre un 1.5 y un 2 por ciento arriba de Hernández.

En el documento presentado ante el TSE, Manuel Zelaya, coordinador general de Libre, señala las causas que justificarían la nulidad de las elecciones generales, tal como la alteración y falsificación de los resultados de 3,604 actas de cierre (22 por ciento del total) y la coacción e intimidación contra delegados de MER del partido Libre.

De acuerdo con esta acusación, el Partido Nacional de Juan Orlando Hernández, con la complicidad de los partidos menores [1] que no alcanzaron siquiera el 1 por ciento de los votos, llevaron a cabo una compraventa de credenciales para tomar el control absoluto de 3,604 urnas, abultando los resultados a favor del partido de gobierno.

En efecto, el estudio llevado a cabo por el partido Libre parece demostrar que las alteraciones y falsificaciones distorsionarían la tendencia nacional mostrada en el resto de las 12,272 urnas (78 por ciento del total), donde Castro gana claramente las elecciones presidenciales.

“En las 3,604 urnas restantes se produce una anomalía que distorsiona la clara tendencia
del resto de la elección, ya que en estas urnas el Partido Nacional obtiene 263,277 votos de diferencia sobre Libre”, se lee en la solicitud de nulidad.

Más irregularidades

El partido Libre señaló también otra gran cantidad de irregularidades, como por ejemplo actas escaneadas en horas de la mañana del día 24 de noviembre, cuando ni siquiera había comenzado el proceso de votación, actas falsas que fueron escaneadas e ingresadas al Sistema de cómputo del TSE, así como alteraciones y falsificaciones de los resultados contenidos en varias actas.

Asimismo, el partido que surgió como brazo político-electoral de la Resistencia, señaló la falta de depuración del Censo Electoral que ronda el 30 por ciento -entre migrantes, defunciones y traslados inconsultos-, el fuerte atraso en la publicación en la web y en el envío a los partidos políticos de 2,805 actas, que representan casi 900 mil electores.

Antes esta situación, Libre pidió al TSE declarar la nulidad de las elecciones del pasado 24 de noviembre y del resultado del escrutinio “por fraude, alteración o falsificación de los votos, actas y certificaciones electorales en el nivel presidencial”.

También pretende que el TSE se abstenga de hacer la declaratoria de elecciones, “hasta tanto se resuelva la presente petición”, y que “ordene la reposición de la elección general en el nivel presidencial”, concluye el documento.

“Hemos descubierto un fraude con transparencia, que se hizo comprando credenciales a partidos pequeños para controlar las mesas e inflar la votación a favor de Hernández”, dijo Zelaya.

Los magistrados electorales tienen tiempo hasta el 17 de diciembre para resolver la impugnación. En caso de rechazar la solicitud de Libre, el ex-presidente dijo que recurrirán a la Corte Suprema de Justicia y hasta ante instancias internacionales.

Notas:

[1] Democracia Cristiana (DC), Alianza Patriótica (AP), UD-FAPER, Partido Innovación y Unidad (PINU)

Fuente: Rel-UITA