jueves, 26 de diciembre de 2013

Ecuador: “Chevron perdió el juicio moral”

Ya se conformaron 23 comités de solidaridad internacional

Por  El Telégrafo

Desde su inicio, la campaña internacional ‘La mano sucia de Chevron’ tuvo acogida a través de conferencias, cumbres, exposiciones fotográficas y visitas a la Amazonía ecuatoriana. La transnacional, por su parte, ha acentuado su campaña difamatoria en contra del Ecuador y de los afectados.

“Mundo entero, esta es la mano sucia de Chevron”, exclamó el presidente, Rafael Correa, el 17 de septiembre pasado tras sacar su mano embarrada de crudo del pozo Aguarico 4, ubicado en Lago Agrio (Sucumbíos), que fue abandonado por Texaco, cuyas acciones adquirió Chevron en 2001, sin hacerle ninguna reparación ambiental.

Con esa acción Correa, quien posteriormente destacó: “Chevron perdió el juicio moral hace rato”, inició la cruzada ‘La mano sucia de Chevron’, la cual hasta el momento ha congregado a 23 comités de solidaridad y diversas muestras de apoyo internacional, con el objetivo de contrarrestar la campaña de desprestigio que inició la transnacional contra la justicia y el Estado ecuatoriano.

En 28 años de exploración y explotación petrolera la compañía estadounidense perforó 342 pozos, 549 piscinas y registró 9 derrames de crudo, contaminando alrededor de 5 millones de hectáreas del nororiente amazónico.

Según estudios, en total se derramaron 16,8 millones de galones de petróleo en el ecosistema, más de 18,5 mil millones de galones de aguas tóxicas en los suelos y ríos, y fueron quemados al aire 235 mil millones de pies cúbicos de gas, afectando la salud de los miembros de cinco nacionalidades indígenas: cofán, siona, secoya, waorani y kichwa, así como de colonos y campesinos de Sucumbíos y Orellana.

“La lucha ecuatoriana contra Chevron pertenece a toda la humanidad”

Esas fueron las palabras del político francés, eurodiputado y copresidente del Partido de Izquierda Jean-Luc Mélenchon, el pasado 18 de diciembre, tras constatar la contaminación de Chevron-Texaco en la Amazonía ecuatoriana.

Este es el mismo pensamiento y sentimiento de otras celebridades que, en los últimos cuatro meses de 2013, se sumaron a la campaña, entre ellos: el actor Danny Glover, la documentalista Alexandra Cousteau y el cantautor Luis Eduardo Aute, así como de la experta petrolera Antonia Juhasz, la alcaldesa de Richmond (EE.UU.), senadores del Brasil, periodistas ecuatorianos y extranjeros, académicos, activistas y cientos de jóvenes reunidos en Quito en el XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE).

“Pienso que Chevron ha hecho muchas cosas terribles en el mundo, por eso estoy contento de que el Gobierno ecuatoriano esté liderando una campaña internacional contra quienes ponen como prioridad las ganancias antes que las personas. Me parece que los ecuatorianos están cansados de estar por debajo de las ganancias”, expresó Omri Haiven de Canadá, participante del FMJE.

En ese contexto, dentro de la Corte Antiimperialista que se llevó a cabo el 12 de diciembre pasado en el Centro de Exposiciones Quito, Ecuador denunció ante la juventud mundial los graves daños causados por la compañía a 30 mil amazónicos.

A su vez, el tribunal, en medio de exclamaciones como: “Chevron, paga lo que debes”, rechazó la actitud de la compañía al tratar de evadir su responsabilidad y no pagar los 9.500 millones de dólares por los daños ambientales que la sentencia le impuso. Otro de los participantes del Festival, el colombiano Daniel Mazo, de la Asociación de Estudiantes Universitarios, contó que se impresionó al ver al presidente Rafael Correa sacar la mano con petróleo, porque eso muestra cómo es la situación en América Latina con respecto a la exploración y explotación de los recursos naturales y la evasión de responsabilidades de las multinacionales en toda América Latina.

“La campaña del gobierno ecuatoriano demuestra que el pueblo no puede ser indiferente ante este tipo de políticas por parte de las compañías extranjeras”, dijo Mazo.

Diana Sabillón, del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras, censuró a los gobiernos que actúan a favor de las transnacionales como Chevron y sus intereses, e igualmente repudió cómo estas empresas han usado estrategias para utilizar a Latinoamérica como “su patio trasero”.

“Me parece decepcionante ver cómo las personas se pueden prestar a este tipo de oportunismo, sin pensar en qué va a pasar con el resto de la población y cómo van a vivir los próximos años. Estamos hablando de nuestro futuro”, resaltó Sabillón. Los jóvenes latinos coincidieron en señalar que, en cada país, el Estado debe tener la obligación de controlar a compañías como Chevron y que, en ese sentido, juegan un papel importante la población y los medios de comunicación, lo cual “es vital para esta lucha”.

Como estas demostraciones de apoyo, las autoridades del Ecuador dicen que esperan aún más. Por ello, según el canciller Ricardo Patiño, se prevé conformar 50 comités de solidaridad en varios países. Incluso, el pasado 17 de diciembre, en la II Cumbre Extraordinaria Alba Tcp-Petrocaribe, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América reiteró su solidaridad con Ecuador.

De la misma forma, el pasado 19 de diciembre, la Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento cubano aprobó una declaración de solidaridad con Ecuador, al igual que lo hicieron días previos los parlamentarios de República Dominicana y de otros países.