lunes, 18 de noviembre de 2013

Costa Rica: ¿Veremos la verdadera cara de Coca Cola FEMSA?

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Campaña negra y presiones para que los trabajadores no se afilien al sindicato

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Después de haber participado en la cuarta reunión del Comité Ejecutivo de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac) y haber recibido el apoyo solidario de las organizaciones que lo integran, Manuel Jiménez Cascante, delegado sindical en el Departamento de Distribución de la planta de Coca Cola FEMSA en San José, regresó al trabajo y tuvo que enfrentar la reacción de la empresa.

El miércoles 13 de noviembre, el delegado sindical de la Unión Nacional de Trabajadores del Sector Público y Privado (UNTRASEPP) se reunió de manera informal con el gerente de Recursos Humanos en Distribución, para plantearle de manera cordial los puntos que querían discutir con la empresa.

La que aparentemente pareció ser una señal de apertura de parte de Coca Cola FEMSA, se reveló muy pronto todo lo contrario.

“El día siguiente, la empresa mostró su verdadera cara. Esperaron que saliéramos con los camiones y convocaron el resto de trabajadores a una reunión de urgencia, comenzando una campaña negra contra quienes hemos presentado la demanda de conflicto colectivo de carácter económico y social, y hemos introducido el pliego de peticiones”, explicó a La Rel, Manuel Jiménez.

Además de presionar a los trabajadores para que no se acercaran a quienes quieren conformar un sindicato, la empresa sacó a relucir todos los argumentos comunes del caso.

“El gerente de Recursos Humanos les decía que nuestro verdadero objetivo era quebrar a la empresa, y que si se afiliaban les íbamos a quitar una cantidad considerable de su salario.

Además -continuó Jiménez-, les prometió que iban a mejorar las cosas a cambio de no acercarse al sindicato, y que esta semana iban a llegar de México dos abogados de FEMSA, para acabar de una vez lo que se había comenzado ”, dijo.

Para frenar la propaganda sucia implementada por Coca Cola FEMSA, los trabajadores en proceso de organización volvieron a conversar con sus colegas, para tranquilizarlos y desnudar la manipulación de la patronal.

“Les hicimos ver lo que ya hemos logrado con tan sólo presentar el conflicto colectivo y pudimos parar la ofensiva de la empresa”, dijo el delegado sindical.

Ante esta arremetida de la patronal y la que aparenta ser una clara violación de la legislación laboral costarricense y los convenios internacionales ratificados por Costa Rica, más de mil trabajadores del sector Bebida de Guatemala aprobaron, por unanimidad, una resolución de apoyo al legítimo derecho que tienen sus colegas costarricenses a la sindicalización y a la negociación colectiva.

En los próximos días, el UNTRASEPP introducirá un incidente de persecución y discriminación dentro del Conflicto Colectivo.

“Agradecemos el apoyo que nos están brindando desde varias partes de la región. Saber que no estamos solos nos infunde esperanza y más ánimo”, concluyó Jiménez.

Fuente: Rel-UITA