jueves, 7 de noviembre de 2013

Costa Rica: Doce proyectos de incineración generan conflicto

Día de Acción Global contra la Incineración de Residuos y a favor de las Alternativas 8 de noviembre

Por Mauricio Álvarez | FECON

Por treceava vez, alrededor del mundo, se está tratando de llamar la atención de los peligros que implica la incineración de basura y sus verdaderas alternativas de manejo. La acción es organizada por La Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) y acompañada por cientos de organizaciones y comunidades  a lo lardo del mundo (ver mapa).

En la FECON, consideramos que la incineración de residuos es sucia, insostenible, injusta e intensiva en carbono, esto en comparación con la quema de cualquier otro combustible fósil contribuyente al cambio climático, por lo que estamos llamando a resistir este tipo de proyectos con verdaderas propuestas, que puedan llegar a la producción de cero basura.

A pesar de que la incineración de residuos contamina a las personas y al ambiente, pues se produce mercurio, dioxinas, plomo y otras sustancias tóxicas que provienen de la quema de residuos, actualmente, en nuestro país se promueven alrededor de 12 proyectos de este tipo en: Belén de Carillo, Cañas, Abangares, Parrita, San Carlos, La Garita, Atenas, Los Mangos, Gran Área Metropolitana,  Barranca, León Cortés,  Goicoechea. Estos se unen a los dos existentes en  El Tejar de Holcim, Colorado de Abangares de CEMEX (Ver detalle).

En el caso de Barranca, tras meses de protestas, manifestaciones y acciones legales, los vecinos lograron que el  pasado 15 de octubre, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) archivara el proyecto del incinerador. Otra lucha importante la encabeza el Movimiento en contra de la construcción de una incineradora de basura en la comunidad de Rio Grande de Atenas (ver más).

Más de 90 personas y organizaciones nacionales e internacionales acompañadas por 155 vecinos de Barranca firmaron una petición a la Ministra de Salud para solicitar que no otorgue el permiso a la producción de combustibles derivados de residuos (CDR) y que se elabore y presente un Proyecto de Ley, que prohíba la incineración de plásticos por constituir una amenaza directa a la salud pública y ambiental (ver petición).

Para ampliar sobre la inconveniencia de los incineradores, la FECON realizo un conversatorio (Ver detalle) donde concluyó” que la energía que producen es no renovable, pues genera una demanda de más "residuos" y reduce el reciclaje u otras alternativas. Además, producen poca energía debido al bajo poder calorífico de los residuos, y las incineradoras sólo son capaces de hacer pequeñas cantidades de energía, a costa de la destrucción de grandes cantidades de materiales reutilizables.

Sobre la base de lo anterior, los ecologistas proponen la práctica de “basura cero” como el reciclaje y el compostaje, que pueden conservar mayor cantidad de energía, crean fuentes de trabajo, ahorra dinero y es una estrategia esencial para combatir el cambio climático. Esta alternativa se viene implementando en San Francisco y Oakland en E.E.U.U. y Canberra, Australia, en Italia y muchas ciudades en el resto del mundo. Esto resulta clave pues, según el Cuarto Informe de Evaluación del IPCC sobre el cambio climático: "la minimización de residuos, el reciclaje y la reutilización representan un potencial importante y cada vez mayor para la reducción indirecta de las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la conservación  de materias primas, la energía y mejorar la eficiencia de los recursos y la reducción de los combustibles fósiles.”