sábado, 16 de noviembre de 2013

Costa Rica: “Coca Cola FEMSA debe reconocer nuestro derecho a sindicalizarnos”

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Delegado sindical de la UNTRASEPP recibe respaldo de la Felatrac

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

El pasado 10 de noviembre, Manuel Jiménez Cascante, delegado sindical de la Unión Nacional de Trabajadores del Sector Público y Privado (UNTRASEPP) en el Departamento de Distribución de la planta de Coca Cola FEMSA en San José, recibió el apoyo solidario de la cuarta reunión del Comité Ejecutivo de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac).

Después de presentar ante el Juzgado del Trabajo una demanda de conflicto colectivo de carácter económico y social e introducir un pliego de peticiones, el Sindicato espera ahora poder ser reconocido rápidamente por Coca Cola FEMSA, para iniciar así un proceso de negociación colectiva.

-¿Cuál es el motivo que los llevó a iniciar un proceso de sindicalización?

-En el Departamento de Distribución de San José hay varios problemas que no se están tratando de la manera que merecen, como por ejemplo las largas y extenuantes jornadas laborales, el salario que no se corresponde con la cantidad de horas trabajadas, la falta de seguridad  en zonas peligrosas y la cobertura parcial del seguro en caso de asaltos y robos.

También tenemos serios problemas con el trato cuestionable que recibimos por parte de algunos supervisores y con la creciente contratación de personal laboral temporal en los camiones.

Ante esta situación, nos hemos acercado a los compañeros de la UNTRASEPP y hemos decidido constituirnos en Sindicato, para poder discutir estas problemáticas y llegar a negociar un convenio colectivo con la empresa.

-¿Qué dificultades han encontrado?
-El sector privado en Costa Rica ha mantenido históricamente una actitud muy represiva contra las organizaciones sindicales, con despidos masivos de todos aquellos trabajadores que intentan conformar un sindicato. Esta actitud ha generado mucho temor y desconfianza, y es algo que no es fácil de superar.

En este sentido, en el Departamento de Distribución de la planta de Coca Cola FEMSA en San José hemos preferido introducir, ante el juez, un conflicto colectivo de carácter económico y social, previniendo cualquier acción retorsiva de parte de la empresa.

Pese al temor ya hemos logrado las firmas del 50 por ciento de los trabajadores del personal de Distribución. Solamente estamos esperando que el juez nos convoque para solicitar a la empresa que nos reconozca e iniciemos el proceso de negociación colectiva.

De lograr este resultado, no nos cabe la menor duda de que el resto de trabajadores se volcarían a afiliarse, lo cual generaría más confianza en los otros departamentos de la planta de San José y, posiblemente, en las sucursales a nivel nacional.

-Sería algo histórico…
-Sería increíble y, al ver que sí es posible cambiar las cosas, ese ejemplo podría servir de estímulo para los trabajadores de otras empresas del sector privado.

No queremos quebrar a la empresa
Queremos sí, que nuestros derechos sean respetados

-¿Cuál ha sido la reacción de la empresa al enterarse de que están tratando de conformar un sindicato?
-Ha ido mejorando algunas situaciones, como por el ejemplo el trato a los trabajadores, pero sabemos que se trata de una política de endulzamiento, para que la gente no siga acercándose al movimiento y  no se afilie. En caso de no lograr concretar la conformación de la organización, vendría nuevamente la política del garrote.

-La cuarta reunión del Comité Ejecutivo de la Felatrac expresó su total apoyo a esta lucha. ¿Qué importancia tiene para ustedes esta expresión de solidaridad?
-Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Me he dado cuenta que en Costa Rica vivimos problemas muy similares a los de otros trabajadores de Coca Cola en América Latina y el Caribe, y que es fundamental unirnos para enfrentarlos y resolverlos.

Nosotros no queremos confrontar con la empresa, ni mucho menos quebrarla. Queremos que escuche al trabajador, que se fortalezca y mejore la situación.

En este sentido, sentimos como muy importante el apoyo y la solidaridad que nos ha mostrado la Felatrac, la UITA y las demás organizaciones latinoamericanas que integran estas instancias internacionales. Ya no estamos solos y esto va a ser fundamental para que avancemos en el proceso que hemos iniciado.

Fuente: Rel-UITA