viernes, 8 de noviembre de 2013

Correa denuncia en plenario de la Unesco desastre ambiental causado por Chevron

Foto: Víctor Asencio / Andes
Por ANDES

El presidente Rafael Correa denunció en el plenario de la 37 Asamblea General de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) el desastre ambiental causado por la petrolera Chevron-Texaco tras el cese de sus operaciones en la Amazonía del país, en 1992.

En un juicio entre privados, Chevron, la tercera petrolera más grande de Estados Unidos, fue denunciada hace veinte años por comunidades indígenas amazónicas afectadas por la contaminación.

Recordó que Chevron se pasó la década pasada luchando para que no la juzgue en cortes judiciales de Nueva York –domicilio de la empresa- sino donde se había cometido la infracción, es decir en la provincia de Sucumbíos (Ecuador).

El mandatario explicó que como la petrolera perdió el juicio en Ecuador (por lo que fue obligada a pagar una indemnización de 19 mil millones de dólares) se dedicó a destrozar a las cortes que con tanto entusiasmo defendió cuando creían que podían comprarlas.

Además, la transnacional ha gastado centenas de millones de dólares en una campaña de desprestigio contra Ecuador y ha demandado al estado, en base a un tratado de protección recíproca de inversiones firmado con Estados Unidos.

El presidente Correa recalcó que el tratado no aplica para un juicio entre privados y que este fue firmado en 1997. Texaco dejó el país en 1992 y las leyes ecuatorianos no tienen carácter retroactivo.

“En forma inaudita, el Tribunal Arbitral (de La Haya) se declara competente y, más aún, ordena detener la sentencia dictada por cortes ecuatorianas contra Chevron”, expuso.
“Además de la monstruosidad jurídica que representa el aplicar retroactivamente un tratado, es necesario anunciar al mundo cómo estos tratados atentan contra nuestras soberanías, cómo esos centros de arbitraje están absolutamente cooptados por las transnacionales, y cómo en este orden mundial tan injusto el capital tiene más derechos que los seres humanos”, manifestó.

Fuente: Agencia de Noticias Andes