viernes, 4 de octubre de 2013

Venezuela: A un año del cierre de campaña. "Chávez no soy yo, Chávez es el pueblo"

Por ALBA TV

Hoy se cumple un año de aquel histórico cierre de campaña "De Sabaneta a Miraflores" que llevara adelante el Comandante Chávez. Bajo una intensa lluvia, 2 millones de personas acompañaron al candidato hacia la "De Sabaneta a Miraflores"que se consagraría tres días después, el 7 de octubre de 2012.

Llegaron desde todos los puntos del país. Bajaron de los cerros y de los valles que rodean Caracas. Dos millones de personas lo esperaron, lo festejaron, lo acompañaron. El día inició con un intenso calor que anunciaba la inminente lluvia. Cada rincón de Caracas se pintó de rojo, cantando "Uh, ah, Chávez no se va", "Chávez, corazón del pueblo", "Hacia la victoria perfecta". Era el pueblo con su Comandante, en un encuentro atravesado por el amor, la convicción y la lucha.

La situación de salud del Comandante era conocida y explicada por él mismo en persona, pero eso no impidió el desarrollo de una memorable campaña "De Sabaneta a Miraflores", que inició el 1º de octubre en su Sabaneta natal. La tarima central se dispuso sobre la avenida Bolívar, de espaldas a la plaza Diego Ibarra y de frente a las miles de personas que se agolpaban para estar más cerca del Presidente. Otras seis avenidas del centro de la capital venezolana -Lecuna, Universidad, México, Fuerzas Armadas, Baralt y Urdaneta- también eran ocupadas por miles de personas que cantaban, festejaban, recordaban cada uno de los triunfos y los avances de la Revolución Bolivariana. También se repudiaba el proyecto político de la derecha venezolana, encarnado esta vez en el candidato perdedor Capriles, y se enfatizaba en un sólo canto: "No volverán".

Chávez apareció en la tarima alrededor de las 3 de la tarde. En minutos, una fuerte lluvia comenzaba a caer de los cielos caraqueños para bañar una multitud enamorada, que festejaba y recibía el agua como una bendición. Durante media hora, el Comandante se mantuvo firme, feliz, bailando y cantando, festejando el encuentro con su pueblo. La lluvia no cesó, pero eso no fue un impedimento para escuchar sus emotivas palabras.

Luego de ser presentado por José Vicente Rangel, Chávez habló ante su pueblo y dijo: "Hemos sido bañados por el agua bendita del Cordonazo de San Francisco. Con esta lluvia de San Francisco nos consideramos bendecidos por Dios, es un preludio de lo que va a ocurrir el 7 de octubre: Gana Chávez".

Después recordó la importancia de las elecciones por venir. "Está en juego la vida de Venezuela", afirmó. “En los últimos 10 años hemos echado las bases del futuro, Venezuela era un país hambriento hoy ya no hay hambre en Venezuela", recordó el Comandante y agregó: "Ustedes tienen derecho al futuro, lo hemos conquistado. Nada, ni nadie le robará el futuro al pueblo venezolano, a la Patria venezolana, a la juventud venezolana”.

Pero la más memorable frase de esa jornada es la que marcaría el pensamiento del pueblo y la apropiación del proyecto bolivariano: "Chávez ya no soy yo, Chávez eres tú hermano venezolano, Chávez eres tú hermana venezolana (...) ¡porqué Chávez es el pueblo!".