sábado, 5 de octubre de 2013

Nicaragua: Gobierno y trabajadores en sintonía sobre tema del INSS

Por Radio La Primerísima

Las distintas centrales sindicales consideran que la propuesta del Gobierno para que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) logre la viabilidad financiera, defiende en su gran mayoría a los trabajadores.

Los líderes de los trabajadores dieron a conocer su posición sobre las modificaciones administrativas en el INSS planteadas por el Ejecutivo.   

El coordinador del Frente Nacional de los Trabajadores, el diputado Gustavo Porras, reiteró la necesidad de excluir a los trabajadores de cualquier pago adicional, como el incremento del 3% que los empresarios pagarán en los próximos años y que se debe mantener las 150 semanas para promediar las pensiones.

Otro de los planteamientos es que se abonen al menos C$300 millones a la deuda que existe con el Seguro Social, y no los C$ 250 millones que dijo el asesor del Gobierno en asuntos económicos, Bayardo Arce.

La propuesta unificada fue presentada durante una reunión con el presidente ejecutivo del INSS, doctor Roberto López, quien explicó a los sindicalistas la propuesta del Gobierno de realizar cambios administrativos al Seguro Social.

López presentó la propuesta de siete puntos para reflotar a la seguridad social del país por lo menos hasta el año 2027. Además, hizo una amplia exposición sobre el estado de las finanzas y servicios de la institución.

Manifestó que éste gobierno sandinista sí pagará la histórica deuda con la institución, que ronda los 581 millones de dólares, aclarando que el gobierno sí paga su aporte patronal de los empleados públicos al INSS, entregando mes a mes 140 millones de córdobas.

López precisó que de los 581 millones de dólares, 340 millones de dólares corresponden a la reserva del INSS que se perdió en 1979 por la dictadura de los Somoza. Ahora, la deuda, de acuerdo a las posibilidades del país, se pagará 2% anual, unos 10 millones de dólares por año, saliendo los fondos de la recaudación fiscal del país, y eso permitirá pagar pensiones.

En tanto José Espinoza Navas, Secretario General de la Central de Unificación Sindical (CUS) dijo que respaldan, en un documento, estas propuestas “porque son beneficiosas para los trabajadores, no daña los intereses de los patrones y porque el gobierno impulse una política de estabilidad macroeconómica y que Nicaragua siga siendo un país atractivo para la inversión extranjera”.

Mientras que el profesor José Antonio Zepeda López, de la Confederación General de los Trabajadores de la Educación de Nicaragua CGTEN-ANDEN-FNT, expresó su respaldo a la propuesta gubernamental y dijo que quedan algunos puntos por afinar.

Otro de los planteamientos de los trabajadores es que se mantenga la aplicación de un 5% del deslizamiento de la moneda en el pago de las pensiones.

En el encuentro participaron el doctor Gustavo Porras y el profesor José Antonio Zepeda, por el Frente Nacional de los Trabajadores, FNT; y Frank Jiménez, secretario adjunto de la Coordinadora Sindical de Nicaragua, CSN, y secretario general de la Central Nicaragüense de Trabajadores (CNT), Roberto González, secretario de la Central Sandinista de Trabajadores, entre otros sindicalistas.