jueves, 31 de octubre de 2013

Honduras: Operación Xatruch desaparece a cuatro personas

Por MUCA

María Digna Santamaría Montoya  denunció ayer miércoles que al menos 70 miembros del ejército bajo las órdenes del coronel German Alfaro Escalante,  jefe de la operación Xatruch en la región del Aguán, dispararon en contra de Osbin Nahúm Caballero, quien se encuentra desaparecido junto a su esposa y sus dos pequeñas hijas en la comunidad de Samaria, Belén, departamento de Gracias Dios.

El hecho ocurrió a las 8:00 de la mañana cuando Caballero Santamaría se encontraba en su casa de habitación junto a su esposa  Rosa Florinda Alvarenga Lara de 20 años y sus dos pequeñas hijas  Keylin Noeli Caballero Pérez (6) y Mesly Rosibel Caballero Alvarenga (2). Llegaron miembros del ejército y sin mediar palabras comenzaron a disparar en repetidas ocasiones, asimismo se encuentran desaparecidos Javier Castillo y Justo Castillo quienes se encontraban en el mismo lugar.

Su madre, María Digna Santamaría Montoya (45), quien es miembro del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), afirma que tuvo comunicación con su nuera Alvarenga Lara a eso de las 8:30 de la mañana quien le informó que el ejército había llegado en helicóptero y lanchas, disparando en contra de la humanidad de Caballero Santamaría  para luego subirlo  a un helicóptero custodiado por militares.

Santamaría Montoya dijo a diferentes medios de comunicación que su nuera le había informado que ella y las niñas estaban siendo vigiladas por el ejército, y que no sabían para donde las llevarían, pero aseguraba que habían asesinado a Caballero Santamaría.

“Esa fue la única comunicación que tuve con mi nuera, desde ayer miércoles. He  andado buscando información en la Base Naval de Trujillo, me comuniqué con el comisario del centro Penal de Puerto Lempira, Fuerza Aérea de la ciudad de la Ceiba, para dar con el paradero de mi hijo, mi nuera y mis dos nietas, pero no obtuve ningún tipo de información” aseguró Santamaría Montoya.

Al cumplirse 24 horas de la desaparición de sus familiares, Santamaría Montoya acudió al observatorio de Derechos Humanos y al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Tocoa, Colón, para interponer la denuncia sobre la desaparición de los jóvenes y las dos menores de edad. En su denuncia responsabilizó directamente al coronel German Alfaro Escalante, jefe de la operación Xatruch en la región del Aguán, del secuestro y posible asesinato de  su hijo, así como por la desaparición de su nuera y las dos menores de edad.

Por ultimo pidió a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos, el apoyo para encontrar a sus familiares.