lunes, 16 de septiembre de 2013

Resistencia sale a las calles para denunciar que en Honduras hay un sistema de injusticia que justifica la impunidad

Foto Reinaldo Díaz
Por Dina Meza y Sandra Rodríguez | Defensores en Línea

Miles de ciudadanos y ciudadanas se movilizaron este 15 de septiembre en diferentes zonas de Honduras para condenar las graves violaciones a los derechos humanos, la impunidad y una campaña política que pretende maximizar el terror para detener al pueblo de Honduras que le apuesta a cambios profundos.

Diferentes colectivos de barrios y colonias se hicieron presentes en el Boulevard Morazán que estaba repleto de miles de personas quienes caminaron hasta el centro de la ciudad proclamando una refundación del país.

Días previos a conmemorarse el 192 aniversario de una supuesta independencia en Honduras, se echó a andar una campaña de estigmatización contra la resistencia el partido LIBRE a través de los medios de la oligarquía que presentaba a una ciudadanía violenta, sin embargo la completa militarización  por parte de los cuerpos de seguridad del Estado entre ellos la recién creada Policía Militar (PM), dejó evidenciado que  se pretende instalar el terror antes de las elecciones de noviembre de este año donde participa el partido en mención.

Unos 480 policías militares fueron exhibidos con arsenal bélico, chalecos, pasamontañas y perros amaestrados precisamente en el desfile oficial donde se pregonó un supuesto alto patriotismo. Varias docenas de militares retirados iniciaron el desfile donde participaron bajo amenaza de medidas disciplinarias si no lo hacían, varios institutos públicos de secundaria, por parte del actual ministro de educación.

En el sector occidental del país, en Santa Rosa de Copán, la Policía Militar ejerció presión contra una movilización pacífica que tenía el objetivo de protestar contra el actual sistema de cosas implementado por la oligarquía a través del bipartidismo por más de 100 años en Honduras.

Los rostros de los asesinados políticos durante el golpe de Estado estaban en carrozas con mensajes de alto a la impunidad y justicia para las víctimas.

Las juventudes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, estuvieron en la movilización y condenaron la privatización de la educación pública.

Otros grupos de jóvenes señalaron que la juventud es la llamada a hacer cambios radicales en el país para rescatarlo de la ignominia en que se encuentra, más profundizado con el golpe de Estado.

Las mujeres mesoamericanas en resistencia denunciaron que la violencia contra las mujeres en Honduras está agudizada producto de la impunidad y el colapso del sistema de justicia.

Aparte de la denuncia ciudadana, también se podían observar los rostros de los diferentes candidatos y candidatas a cargos de elección popular del Partido LIBRE.

Fuera injerencia del Banco Mundial

Daniel Esponda, quien iba dirigiendo con megáfonos, las consignas de un grupo de trabajadores, dijo que “exigimos que nuestro país sea realmente libre, soberano e independiente, sin injerencia del Fondo Monetario Intencional, FMI, ni del Banco Mundial, BM”.

No estamos festejando ninguna independencia porque no la hay, en este país se hace lo que la embajada gringa diga, lo que los organismos financieros estimen convenientes, aseguró Esponda.

Agregó que realmente los que dirigen el país, no gobiernen para sus intereses personales, sino para el desarrollo de la industria y comercio en Honduras.

Dijo que el pueblo seguirá luchando por la educación pública, que está en peligro. Que no sigan matando a los compañeros campesinos en el Aguán, que no maten a los trabajadores, a estudiantes y sobretodo que no maten a la juventud, pues esos asesinatos son a diario, no sabemos si por cuerpos represivos del Estado.

También abogaron para que se detenga los ataques contra la comunidad de la diversidad sexual, que está siendo de manera violenta, desaparecida de nuestra población.

Queremos una nueva patria

Gobierno asesino que mata al campesino, Gobierno opresor que mata al profesor, Gobierno farsante que mata al estudiante?

En las pancartas exigieron al gobierno que no privatice del agua potable, que se aplique la educación gratuita y que abastezca de medicamentos los hospitales y centros de salud.

No hay una independencia, dijo Jesús Chávez, y el hecho de estar masivamente es la calle es para  llenarnos de soberanía, dignidad, anti imperialismos y creer que el Frente Nacional de Resistencia Popular, FNRP,  representan la más clara esperanza del pueblo para su liberación nacional, conducida por el héroe Francisco Morazán.

En la avenida Cervantes, frente a la oficina del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH, los rostros de los asistentes a la movilización mostraron nostalgia, fuerza y no se pueden evitar lágrimas y recuerdos en muchas personas.

Había una explosión de fotografías con rostros de víctimas del Golpe de Estado del 2009, líderes y lideresas que en diferentes fechas, pero en la misma lucha, fueron asesinados por cuerpos represores que atacaban la manifestación popular.

Los y las compañeras mártires nos acompañan siempre, se escuchó en un alto parlante.

A través de la historia se convertirán en héroes de una lucha justa, como lo hicieron en la calles.

Recordamos a nuestros compañeros maestros y maestras caídos en la lucha, el gremio magisterial es de los más atacados, ninguna secretaria de Estado está más opuesta a la lucha popular, Marco Tulio Fúnez, docente, mientras se detuvo a observar las fotografías.

Aquí no importa abogado, maestra, obrero o sindicalista, la distinción de clase no importa, el asesino oprime al pueblo sin distinción, aseguró Guadalupe Gonzáles, mientras contenía la emoción al ver la exposición que realizó el COFADEH.

Para Joaquín Amador, pese a la represión que ha vivido él y sus hermanos que están en el exilio, aseguró que seguirán firmes porque quieren una nueva Patria y una constitución acorde a las necesidades del país.

El dirigente campesino Rafael Alegría, dijo que ver a la multitud popular en la calles y en todas la ciudades de Honduras, refleja las luchas Morazánicas por una verdadera independencia, ya  que no la hemos tenido, sino un simulacro desde 1821, así que vamos por una verdadera lucha popular.

La movilización terminó en horas del mediodía, en el parque central de Tegucigalpa, Plaza Cívica General Francisco Morazán donde se dio lectura a comunicados y participación de representantes sociales y políticos.