jueves, 12 de septiembre de 2013

México: Alberto Patishtán se queda en la cárcel

Foto Cuartoscuro
Por Animal Político

El abogado del profesor indígena Alberto Patishtán Gómez dio a conocer que el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito del Poder Judicial de la Federación, con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, declaró infundado  el Recurso de Reconocimiento de Inocencia promovido por el activista, por lo que permanecerá preso.

Los magistrados Freddy Gabriel Félix Fuentes, Manuel de Jesús González Suárez y Arturo Eduardo Centeno Garduño declararon infundados los argumentos de la defensa, presentados como último recurso para la excarcelación de Patishtán, y, de esta forma, ratificaron la sentencia de 60 años a la que fue condenado el activista en el año 2000

El profesor Patishtán ingresó a prisión hace 13 años, acusado de siete homicidios, cometidos el 12 de julio del año 2000 en el municipio chiapaneco de El Bosque, luego de que un sobreviviente del ataque supuestamente lo señalara como atacante, mientras que otro afirmó que los agresores iban encapuchados.

Durante el juicio de Patishtán, de nada sirvió que en su defensa fueran presentados testimonios y documentos oficiales que demostraban que, mientras se perpetraba el multihomicidio, el profesor se hallaba en una reunión de trabajo con otros maestros rurales. Y tampoco fueron admitidas las evidencias de que el testimonio incriminador vertido por el sobreviviente fue levantado, paradójicamente, cuando éste se hallaba inconsciente, según su propio expediente médico, lo cual indicaría que dicho testimonio fue fabricado.

Este testimonio, además, incurre en diversas contradicciones, ya que afirma inicialmente que Patishtán disparó de frente contra el vehículo en que se encontraban las víctimas, e inmediatamente después se asegura que el profesor les disparó por la espalda (aún cuando la herida de este sobreviviente es de una bala que entró por su estómago).

Las irregularidades procesales cometidas contra el profesor Patishtán iniciaron, de hecho, con su captura, consumada el 19 de julio del año 2000, siete días después de los homicidios, y sin que existiera orden de aprehensión en su contra.

Patisthán ha denunciado desde el inicio de su proceso que, en su contra, la Procuraduría General de la República (organismo que atrajo la investigación del caso) fabricó distintas pruebas, empezando por los exámenes a los que fue sometido para determinar si había usado armamento antes de su aprehensión, pruebas para las que previamente le fueron untadas las manos, por la fuerza, con una sustancia desconocida, la cual, afirma, sirvió para que los exámenes dieran positivo.

Luego de dos años de proceso, Patishtán fue sentenciado el 18 de marzo de 2002 a purgar 60 años de cárcel, determinación que ha sido apelada en distintos momentos, siempre con resultados adversos.

Tras seis años en prisión, Patishtán, junto con otros presos políticos de Chiapas, conformó en 2006 la agrupación denominada La Voz del Amate, que a través de huelgas de hambre han logrado mejorar, al menos por periodos, las condiciones de reclusión de sus integrantes, y desde la cual, además, han promovido la alfabetización y la enseñanza del español entre indígenas presos, con el objetivo de proveerles herramientas contra los abusos que este sector de la población padece en los centros de reclusión, así como en los tribunales donde enfrentan proceso.

Hoy, cerca de las 14 horas, indígenas y familiares de Alberto Patishtán culminaron  su jornada de ayuno y oración con una peregrinación y una misa celebrada en la Plaza Catedral de esta ciudad.

Gabriela Patishtán, hija del profesor preso desde 2000, indicó que su ayuno lo comenzaron el lunes pasado en demanda de justicia para los católicos de la comunidad Puebla,l municipio de Chenalhó, y de la libertad de su padre.

Fuente: Animal Político