jueves, 5 de septiembre de 2013

Honduras: Cofadeh en defensa de la memoria histórica

defensoresenlinea.com
Por Dina Meza | Defensores en Línea

Aunque los perpetradores de graves violaciones a los derechos humanos pretenden menoscabar la memoria, las acciones de los familiares de las víctimas por la vigencia de la misma destronan cualquier estrategia para que el Nunca Más se repita.

Así lo dejaron evidenciado el pasado 30 de agosto en que se conmemoró el Día Nacional del Detenido Desaparecido, en Las Joyas  Municipio de Santa Ana, Francisco Morazán, donde se ha construido el Hogar contra el Olvido, por el COFADEH.

El Decreto Legislativo número 284-2002 establece el Día Nacional del Detenido Desaparecido, “que internacionalmente se ha decidido conmemorar el Día Internacional del Detenido Desaparecido el 30 de agosto de cada año, como un compromiso permanente a respetar los derechos humanos y a no volver nunca más a la comisión de actos que vulneren la vida y la dignidad humana”.

El encuentro de familiares de víctimas de desapariciones forzadas y otras graves violaciones a derechos humanos en Honduras junto a representantes de organizaciones sociales y redes de defensores y defensoras de derechos humanos organizadas por el COFADEH, se juntaron para recordar este día con el foro “Desaparición Forzada y Memoria Histórica”.

Se desarrolló un programa con temáticas relacionadas con los derechos humanos como  con la intervención de Oscar Aníbal Puerto, presidente del Instituto de Desarrollo Rural y defensor de los derechos humanos; Gladys Lanza, Coordinadora del Movimiento de Mujeres por la Paz "Visitacion Padilla" y Bertha Oliva, Coordinadora del COFADEH.

De entrada el actor hondureño Hermes Reyes presentó la obra "desaparecidos" donde retrata la represión y persecusión política ideologica contra las personas en la década de los ochenta, seguido de secuestro y desaparición forzada.

Esta obra  fue muy impactante para el público en especial para los familiares de las víctimas de este crimen de lesa humanidad

La sociedad le permite andar tranquilos a los violadores de DDHH

En su ponencia “La lucha por la vigencia de los derechos humanos en la década de los años ochenta”, Puerto señaló que los involucrados en las desapariciones forzadas han sido militares alumnos de la Escuela de las Américas y que muchos de ellos se pasean en los malls con mucha tranquilidad a pesar de los graves crímenes cometidos porque están protegido con el manto de la impunidad pero también porque la sociedad hondureña les permite hacer este tipo de actos desafiantes contra el pueblo.

Criticó el hecho de que militares violadores de los derechos humanos como Billy Joya Améndola, responsable de graves violaciones a los derechos humanos ahora aspiren a cargos de elección popular en las elecciones de noviembre próximo, “un miembro del 3-16 que pretende convertirse en diputado y del cual no doy el nombre por respeto a ustedes y porque pronunciaría una palabra soez si lo hago”, dijo mientras denotó en su rostro  incomodidad.

Agregó que Honduras es un país donde se han entrenado ejército que atacan a los pueblos centroamericanos como el Atlacalt de El Salvador y los Kaibiles de Guatemala involucrados en graves violaciones a los derechos fundamentales de las poblaciones, sumado a ello la instalación de bases militares norteamericanas como Palmerola que ha ocupado un espacio físico que le pertenece a los hondureños, “y esto ha ocurrido porque lo permitimos”, recalcó.

Recordó que él presentó muchos habeas corpus para tratar de que víctimas de desaparición forzada fueran dejados en libertad pero que había complicidad entre civiles y militares pues quienes los tenían secuestrados eran informados que se estaba interponiendo dicho recurso, entonces las víctimas eran movidas de sitio para que no fueran encontradas.

Puerto señaló que no había voluntad política para ponerle fin a esa deleznable práctica de la desaparición forzada, o sea que había un terrorismo de Estado cubierto con la capa de la impunidad, destacó.

Las mujeres hemos estado siempre en las luchas en Honduras

Por su parte a Gladys Lanza, Coordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, que tuvo a su cargo el tema “El rol de las mujeres en la Lucha por los Derechos Humanos”, expresó que hablar de las mujeres en toda la historia de Honduras es hablar de que siempre “ha estado el aporte de nosotras, lo que pasa es que nos han invisibilizado en la historia”.

Qué decir de las mujeres ejemplares que fueron  pioneras en todo el trayecto de la ruta y que nos dijeron por aquí hay que avanzar, todas las mujeres elegimos caminos, orientamos. Hemos sido todo: conspiradoras, hemos acompañado, tomado decisiones a veces equivocadas pero hemos dicho por dónde caminar”, manifestó la defensora de los derechos humanos de las mujeres.

Ella también recordó que interpuso muchos hábeas corpus en la década de los 80 sin resultados, “si en este país se quieren hacer cambios profundos no se puede olvidar la historia de las mujeres”.

Pero evidenció que hay falta de participación política de las mujeres en los cargos de toma de decisiones porque hay marginación y trampas para evitar que lleguen a esos puestos, “hay que hacer trabajo todavía para que las mujeres estén en la toma de decisiones”.

Como parte de la historia de las mujeres y su aporte hasta con su sangre, Lanza describió cómo muchas mujeres en el año de 1944 fueron asesinadas por la dictadura de Tiburcio Carías Andino, contra la cual estaban ellas y en defensa de los presos políticos de ese entonces.

“Eran las mujeres las que estaban al frente de las movilizaciones y hubo una gran movilización frente al parque de San Pedro Sula y el dictador ordenó abrir fuego contra ellas, hasta ahora no conocemos los hombres de todas esas mujeres valientes porque la historia no lo recoge pero fueron muchas las que ofrendaron su sangre en esa masacre que quedó sin castigo”, dijo la dirigente.

Sumado a lo anterior la dictadura de Carías les mandó a cortar al agua y la luz y convirtió las casas de las mujereas que dirigían el movimiento en cárceles pues no les dejaba pasar ni comida, “pero eso no se les enseña a los niños y niñas en las escuelas porque las mujeres somos invisibilizadas y entonces falta que se cuente en las escuelas qué hemos hecho las mujeres para cambiar la vida de este país, pues no hay que olvidar que en el alzamiento popular al que se le conoce como la Huelga del 54 las mujeres estábamos allí arriesgándonos como correos , el uso de las comunicaciones y la logística”.

Asimismo destacó el rol de las mujeres en la década de los 80 donde no fue casualidad que la mayor parte de las organizaciones de esa época estaban dirigidas por mujeres que se enfrentaban a las más grandes pruebas, “aquí estamos las protagonistas de los años 2000 porque la lucha no se termina, es indefinida y el compromiso de las mujeres estará presente siempre”.

Estamos en una etapa crucial de lucha de clases en Honduras

A la Coordinadora del COFADEH, Bertha Oliva le correspondió desarrollar el tema “Obstáculos y desafíos en el proceso de recuperación de la memoria histórica”.

“Aquí está el semillero de defensores de derechos humanos “dijo al destacar la participación de redes organizadas por el COFADEH en distintos puntos del país para la defensa de los derechos humanos.

”Hoy es el día de nuestros amores desaparecidos, nos convocamos aquí para reflexionar sobre la memoria, miro los rostros ya envejecidos de madres de desaparecidos. Por mi parte  tengo mi  alma y deseo de seguir luchando por la libertad de este país como lo he hecho desde el principio”, dijo mientras recorría con sus ojos los rostros de los presentes.

La defensora de derechos humanos expresó su pesar por la ausencia de Liduvina Hernández, presidenta del COFADEH a quien hace unas semanas le fuera asesinado uno de sus nietos y a Nohemy Pérez, también miembra de la organización cuyo sobrino fue secuestrado junto a otros parientes y después apareció asesinado la semana anterior. "Eso es producto de la barbarie que se vive en este país, pero el dolor y el miedo no nos debe sentar, no podemos ser indiferentes con los atropellos del pasado y del hoy que son casi igual”, animó.

Pero estamos convencidas que debemos empoderar de conocimiento a los ciudadanos y ciudadanas de Honduras para que la gente entienda que estamos en una etapa crucial de una lucha de clases, continuó diciendo.

Oliva describió que los familiares de los desaparecidos tienen más de tres décadas de buscar justicia y la misma no hay llegado, “pero los que defendemos la vida y las libertades sabemos que debemos rescatar la memoria histórica haciendo pedagogía y llevando el conocimiento hasta los últimos rincones de este país, porque la democracia en Honduras está caminando como el cangrejo”.

La Coordinadora del COFADEH informó que esta organización tiene un objetivo claro, “nunca nos hemos apartado del camino de la exigencia de la verdad y la justicia, desde 1993 decidimos capacitar y organizar, en aquel tiempo no teníamos vehículos solo la terquedad como mujeres”.

También destacó que el COFADEH está capacitando actualmente a maestros y maestras como procuradores de derechos humanos para que puedan defender sus propios derechos y los de las comunidades.

Al evento se hicieron presentes representantes de la comunidad internacional acreditada en Honduras como Vanessa Valladares de la Unión Europea; Hermilo Soto de la Federación Luterana Mundial, Leticia Flores y Oscar Cerrato de HEKS y Claudio Escobar de OXFAM Internacional, entre otros.

Aparte de los familiares de desaparecidos también se hicieron presentes redes de comunicadores y defensores de derechos humanos de El Paraíso, Lempira, Ocotepeque, la Zona Sur del país, Copán, entre otros.

Asimismo otras personalidades como representante de "La Mesa de Trabajo contra el Olvido" integrada por estudiantes de la UNAH y de otras organizaciones como el Centro de Estudios de la Mujer-Honduras (CM-H), Centro de Derechos de Mujeres (CDM), solo por mencionar algunas.

Al final del encuentro todos y todas compartieron un almuerzo espacio que sirvió para continuar intercambiando alrededor del tema de la memoria histórica y hacer un recorrido por el Lugar contra el Olvido, que ahora tiene una edificación como resultado del Premio Tulipán otorgado por el gobierno de Holanda a la coordinadora Bertha Oliva.