jueves, 12 de septiembre de 2013

Costa Rica-Panamá: Una educación que trasciende fronteras

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
SINTRACOBAL y SITRAIBANA juntan esfuerzos para el crecimiento de sus bases

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

El novedoso proyecto de educación impulsado por la Rel-UITA, con el apoyo de la Lo-Tco de Suecia, en Costa Rica, no sólo se propone el fortalecimiento de la organización sindical en el sector bananero costarricense, sino que pretende trascender fronteras.

En conversación con La Rel, Maikol Hernández, secretario general del Sindicato Industrial de Trabajadores Costarricenses del Banano y Afines Libre (SINTRACOBAL) y directivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Agroindustria y Afines (FENTRAG), las dos organizaciones beneficiarias del proyecto, explicó los pormenores de este trascendente desafío.


-¿Cómo surge el proyecto de educación?
-Es el resultado directo de la relación entre el SINTRACOBAL y la Rel-UITA, con el apoyo de la Lo-Tco, que incorpora el aspecto importante de aglutinar sindicatos en el sector de la agroindustria. En este sentido, ya logramos constituir la FENTRAG y afiliarla a la UITA.

Ahora, estamos impulsando la idea de que el trabajo nacional tiene que generar alianzas estratégicas que trasciendan nuestras fronteras, con el fin de consolidar relaciones y crear una red binacional Costa Rica - Panamá que nos oriente sobre el tema del sector banano.

-¿De qué se trata exactamente?
-Ya nos hemos acercado y hemos intercambiado experiencias con los compañeros panameños del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano y Afines (SITRAIBANA) y, próximamente, vamos a profundizar esta relación.

SITRAIBANA tiene una gran experiencia sindical de lucha y aglutina a una cantidad importante de trabajadores bananeros. Además, es frecuente ver a esos mismos trabajadores de la Comarca indígena Ngöbe-Buglé, cruzar el río y venir a trabajar en las plantaciones de Costa Rica.

Nuestro reto, entonces, es consolidar esta red binacional, para que tanto los trabajadores que llegan en condición de migrantes como los costarricenses, estén vinculados al SINTRACOBAL, SITRAIBANA, a la FENTRAG y, por supuesto, a la UITA.

-¿Cuáles van a ser los principales beneficios de esta red binacional?
-Se enmarca en la lógica del sindicalismo y la solidaridad internacional, donde vamos a socializar nuestras experiencias, coordinaremos acciones y la reflexión sobre la producción bananera y el Trabajo Decente.

-¿Ha habido interés de parte del SITRAIBANA en profundizar este trabajo?
-El año pasado invitamos a unos compañeros del SITRAIBANA a acompañarnos en la elaboración de la planeación estratégica del SINTRACOBAL y se integraron con mucho entusiasmo.

-¿Tienen confianza de que esta experiencia pueda ayudar a romper la situación de violación a los derechos laborales que existe en Costa Rica?
-Sabemos que las condiciones no son fáciles. Los trabajadores tienen miedo porque están acostumbrados a ser intimidados, presionados, coaccionados a pertenecer a las asociaciones solidaristas y a reconocer, como representación, a los comités permanentes de trabajadores (CPT).

En este sentido, creemos que la participación y la experiencia de los compañeros panameños va ser prioritaria en la consolidación del tema sindical en Costa Rica, sobre todo en aquellas áreas fronterizas con Panamá, donde las compañías Chiquita y Del Monte tienen plantaciones bananeras.