jueves, 5 de septiembre de 2013

ALERTA Honduras: Policía secuestra a miembro del COPINH en Río Blanco

Por Copinh

Denunciamos que hoy a las 3 de la mañana, miembros de la Policía Nacional irrumpieron en la comunidad de La Tejera, Río Blanco, imponiendo terror, haciendo disparos, y violentando la casa del compañero Encarnación Méndez, amenazando a los 14 miembros de la familia, entre ellos 6 niños y niñas. 

Estos policías de manera agresiva procedieron a registrar la casa, a sustraer pertenencias como celulares, focos, entre otros objetos, y luego sin presentar ninguna orden judicial, se llevaron secuestrado al compañero Desiderio Méndez, a quien amenazaban de torturar para “que hablara”, desconociéndose el rumbo en que lo llevaron. 

Cabe mencionar que el compañero Desiderio fue baleado en la represión  contra el COPINH del 15 de julio, y es uno de los testigos de los hechos ocurridos.

Esta represión se da en el marco de  las nuevas maniobras que están realizando la empresa DESA y el gobierno de Honduras a través de distintas secretarías de Estado, entre ellas la Secretaría de Estado en los Despachos de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños (SEDINAFROH) -institución que se ha plegado de manera humillante a la empresa DESA para actuar en contra de las demandas justas e históricas del Pueblo Lenca de Río Blanco organizado al COPINH-, la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG). 

Desde estas oficinas del gobierno, junto con la empresa DESA, han desplegado personal y recursos con el propósito de doblegar la voluntad de las comunidades de Río Blanco de rechazar el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca. Ahí permanece instalado el Ejército de Honduras, que mantiene como base militar el plantel del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca. A su vez, el Instituto Nacional Agrario, comandado en este período por el Sr. Neptalí  Medina, nunca había sido tan diligente enviando brigadas, destinando recursos y capacidades técnicas para impulsar la individualización de la tierra en la parte del Norte de Intibucá, que incluye Río Blanco.

Alertamos a los movimientos sociales, a las organizaciones de Derechos Humanos, a los medios de comunicación, ya que SEDINAFROH, usando  la supuesta “representación indígena”, repitiendo maniobras conocidas que buscan dividir a las comunidades, ha movilizado al grupo afin al proyecto hidroeléctrico -que es ilegal e ilegitimo-, con  personas que han amenazado de muerte a miembros y miembras del COPINH, activistas políticos de la derecha y gente con antecedentes ya reconocidos de corrupción, en una supuesta mesa de negociación con el Gobierno Central, encabezada por el Presidente Lobo Sosa,  donde han acordado acciones contra el COPINH para continuar criminalizándolo. 

Cuentan para ello también con el apoyo del Alcalde de Intibucá Martiniano Domínguez Meza, quien tiene conocidos compromisos con DESA y es responsable de múltiples agresiones a los derechos territoriales, culturales y espirituales del Pueblo Lenca en Río Blanco. Ese grupo, que el mismo Gobierno ha trasladado a estas reuniones en Tegucigalpa, se presta a las campañas de desprestigio y acusaciones retorcidas y prefabricadas contra el COPINH.

Dicha negociación ha generado “acuerdos” que violentan el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y han dado órdenes de reprimir al Pueblo Lenca y al COPINH,  quedando suscrita un acta  indigna y cínica  este 03 de septiembre del presente año, que garantiza el despojo, el desplazamiento, el paramilitarismo, y la agudización del conflicto en Río Blanco.

Informamos entonces, con toda claridad:

- Que el COPINH no se ha comprometido con propuestas de SEDINAFROH en las que se pretende garantizar los intereses de las empresas, y donde se agreden las demandas y los derechos del Pueblo Lenca. Hemos rechazado reiteradas veces las presiones perversas de esta institución para la participación de una negociación de ese tipo.

- Que SEDINAFROH, SAG y el resto del Gobierno y la Empresa DESA, ordenado por el presiente Porfirio Lobo Sosa, han creado una red fantasma de supuestos patronatos, llamado “Consejo Regional de Gestión y Desarrollo de las Comunidades del Norte de Intibucá y Sur de Santa Barbará”, teniendo como presidente a José Héctor García Mejía, todo ello en completo irrespeto a las comunidades, y con el propósito de crear división y toda una política de militarización, usando incluso  a este grupo de cipayos como  paramilitares y orejas  que le brinden “seguridad” a las inversiones, maquinarias y al personal  de DESA y demás empresas.

- Que en las referidas reuniones llevadas a cabo este 03 de septiembre nuestra organización NO HA SIDO PARTICIPE.

- Que la postura de las comunidades de Río Blanco y del COPINH en general, es continuar rechazando la imposición y la ilegalidad del Proyecto Agua Zarca.

Exigimos que salgan las fuerzas represivas de la zona, respeto al Convenio 169 de la OIT, fin a la impunidad del Ejército de Honduras en el caso de asesinato del compañero Tomas García.

¡Libertad para el compañero lenca Desiderio Méndez e investigación de este nuevo hecho represivo.

El COPINH reitera su compromiso de respetar el mandato asambleario de las comunidades lencas de la zona y su disposición a seguir luchando contra  todas las formas de dominación y de saqueo.

Llamamos a la solidaridad militante y a fortalecer las luchas territoriales y dignas de los pueblos en búsqueda de la vida justa, con autonomía y el  respeto a los derechos individuales y colectivos de los Pueblos Indígenas.