miércoles, 6 de junio de 2012

Perú: Persecución y represión a manifestantes

ALBA TV
Por Cristina Peña

El sexto día de paro indefinido tuvo una cobertura mediática inusual. Gregorio Santos, presidente regional cajamarquino, fue el principal orador del acto organizado por el Comando Unitario de Lucha. 
 
Su apoyo a la medida de fuerza y las críticas dirigidas al Gobierno de Humala, causaron estupor a un amplio arco político conformado por humalistas, apristas y fujimoristas.
 
Mientras la bancada de Gana Perú solicitó el procesamiento del ejecutivo cajamarquino por apología al delito y rebelión contra el orden democrático; los medios masivos de comunicación ignoraron la presencia de decenas de miles de personas en las calles de la ciudad, 2.000 ronderos en Lagunas Conga y los 50 heridos que originó la represión de la Policía Nacional de Perú (PNP).
 
5 de junio

Una multitud se congregó en la Plaza de Armas. El acto estuvo signado por la conmemoración del tercer aniversario de la Masacre de Bagua y el día mundial del medio ambiente. Además de Santos, subieron al escenario referentes de la Federación Universitaria, Rondas Campesinas, SUTEP, Frentes de Defensa; alcaldes de Huasmín, La Encañada y Chugur. Los discursos coincidieron en exigir al Gobierno Nacional el pronunciamiento de inviabilidad del proyecto Conga así como la desmilitarización de la región. Alrededor de las 16 horas los manifestantes se dirigieron hacia los puntos que comunican la ciudad con Chilete, Bambamarca y Celendín. Promediando las 6 de la tarde la represión policial irrumpió simultáneamente en estos sectores así como en cercanías de la Universidad Nacional da Cajamarca y Plaza Bolognesi. La PNP lanzó gases lacrimógenos, golpeó e hirió con perdigones a manifestantes. No existió bloqueo de ruta, desmanes o delito alguno que provocara la reacción de las fuerzas de seguridad. Aylambo fue la zona de mayor conflicto. Distrito semi-rural y de quebradas pronunciadas, muchos escaparon por su picadas. Otros, perdidos, deambularon por la zona hasta ser ayudados por vecinos del lugar. Todavía hacia la medianoche no se podía precisar el número de heridos. En un primer momento la atención a las víctimas en el Hospital Regional fue imposible. La PNP sitio sus instalaciones, lo que obligó a improvisar una enfermería en la Iglesia San Francisco. 50 fue el número estimativo de heridos. Todos manifestantes.

El accionar de la fuerzas de seguridad

El pasado jueves, la imagen de efectivos pateando la olla popular en plaza Bolognesi recorrió el mundo. El mismo día agredieron a dos periodistas que cubrían el hecho. También a Edy Benavidés, referente del Frente de Defensa de Bambamarca, a quien persiguieron con saña e intentaron detener. La solidaridad lo mantuvo a salvo En días sucesivos cocinas comunitarias de Chota y Bambamarca corrieron la misma suerte que su par de Bolognesi. El viernes 1 se denunció el ingreso de la PNP a instalaciones universitarias. El fin de semana trajo consigo una calma aparente. El lunes helicópteros de la PNP sobrevolaron el recorrido de los manifestantes. Estudiantes universitarios fueron golpeados y detenidos. Afirmaron que en plena agresión, policías los obligaron a agarrar banderas rojas para luego ser fotografiados. La represión del Martes 5 conjugó todas las estrategias registradas hasta el momento. Persecución a la dirigencia del SUTEP, ingreso sin orden judicial a domicilios del distrito Cruz Blanca, golpiza al periodista bambamarquino Wilson Ernesto Vázquez Vásquez; completan el cuadro de situación.

Tres postales de las fuerzas de seguridad en Cajamarca:

· Son transportados por camionetas y camiones particulares. Similares a los utilizados por las empresas mineras de la zona, son cruciales en las acciones represivas. En el operativo cerrojo de Aylambo fueron empleados para bloquear el repliegue de los manifestantes.

· Tanto las fuerzas policiales como militares tienen un régimen continuo de relevo. Se intenta evitar cualquier síntoma de empatía con el pueblo cajamarquino. En su mayoría provienen de otras regiones del país y cobrarían un plus por su participación en el actual operativo. No se conoce la procedencia de los fondos que solventarían dicho plus.

· Desde el 31 de Mayo las fuerzas de seguridad bloquean las rutas que comunican Lagunas Conga con el resto del departamento. En la zona se asientan decenas de caseríos.

El accionar del aparato poítico-jurídico

El viernes pasado fiscales iniciaron acciones contra el director del Colegio 2 de Mayo. La imputación: prestar albergue a cientos de campesinos sin refugio. A su vez, una disposición judicial prohibió la utilización de establecimientos públicos con estos fines. Otra circular estableció trasladar a detenidos de Cusco y Cajamarca a dependencias policiales de Ica y Chiclayo respectivamente. Ayer, la Defensoría del Pueblo amenazó con iniciar procesamientos judiciales a los marchantes que se dirigían a Aylambo. Horas más tarde, la misma dependencia no realizó pronunciamientos sobre las acciones represivas de la PNP.

Por su parte, el Ministro del Interior sobrevoló suelo cajamarquino para evaluar el funcionamiento de las fuerzas de seguridad e integrantes de la bancada de Gana Perú solicitaron al Ejecutivo, al igual que en El Espinar, la declaración de Estado de Emergencia. Cabe recordar que Oscar Mollohuanca, alcalde de El Espinar y partícipe de las protestas contra el emprendimiento minero Xstrata en Cusco, cumple prisión preventiva desde el pasado viernes.

Asimismo, el empresario minero y Primer Ministro Óscar Valdez se refirió a las protestas contra el proyecto Conga, “los podridos quieren que este país sea una chacra, los congelados un páramo (…) Los incendiarios quisieran prender explosivos, verter venenos para que surja una gigantesca fogata”. En tanto, Ollanta Humala afirmó que “no es tarea fácil construir lo que otros pretenden destruir, es difícil pero posible porque la Gran Transformación la vamos a hacer, así les guste o no les guste a los extremistas".

En las próximas horas el primer mandatario viajará a Antofagasta para participar de la IV Cumbre de la Alianza del Pacífico, armado supranacional que afianza el vínculo entre Chile, Colombia y Perú. Según publicaron medios de tirada nacional, una iniciativa que prioriza la economía sobre las ideologías. Resta saber si tendrán lugar en la agenda la vigencia de Tratados de Libre Comercio que allanan camino para el saqueo de los bienes comunes, la extranjerización del aparato productivo, la convivencia de altas tasas de crecimiento con obscenos porcentajes de desigualdad social, la represión y judicialización de la protesta social.