sábado, 16 de junio de 2012

Países ALBA exigen el respeto por la Madre Tierra en la Cumbre Río+20

noticias.lainformacion.com
Por AVN

El delegado nicaragüense de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) Paul Oquist Kelly, afirmó este sábado en Río Janeiro, que los países desarrollados deben cumplir con sus compromisos porque no hay nada en los tratados, convenciones, acuerdos internacionales o en la política económica que diga que se suspenden los compromisos en tiempos difíciles.

En una conferencia de prensa conjunta con los delegados de los países del Alba a la Cumbre, Oquist recordó que los países que se comprometieron destinar 0,7% de su producto interno bruto a cooperación externa deben cumplir con su obligación.

Los delegados de los países miembros de la Alianza para los Pueblos de Nuestra América (Alba), se pronunciaron este sábado a favor del respeto de los derechos de la Madre Tierra y en contra de la explotación del hombre, como parte de las discusiones previas a la Cumbre Río+20, que se realizará del 20 al 22 de junio.
 
Desde el bloque regional se alertó sobre la destrucción de la naturaleza debido a los actuales patrones de producción industrial y en la necesidad de definir políticas medioambientales con la participación activa de la sociedad.

El representante boliviano, René Orellana, advirtió que en la actualidad "tenemos un grave impacto en el medio ambiente y en la naturaleza, acrecentado día a día por unos patrones de producción que generan una devastación de la naturaleza más allá de sus límites de regeneración".

El delegado afirmó que de la Cumbre debe salir "una visión equilibrada" donde se impulse la conservación y respeto de la Madre Tierra, políticas de Estado para terminar con la pobreza y el compromiso para "crear las condiciones necesarias para vivir bien y en armonía con la naturaleza".

La delegada venezolana, Claudia Salerno, agregó que las decisiones de Río+20 tienen que trascender la coyuntura circunstancial que vive el mundo.

La representante además remarcó que las naciones del Alba "están luchando y trabajando" para construir un mundo nuevo que "no sucumba ante las presiones que están ejerciendo las circunstancias particulares".
En tanto, Tarsicio Granizio, delegado de Ecuador, llamó a la sociedad civil a participar de manera activa en las discusiones de Río+20 y saludó el comienzo ayer de la Cumbre de los Pueblos, que se lleva a cabo en Río de Janeiro.

El funcionario expresó que millones de personas esperan que los líderes mundiales "nos den camino para llegar a un verdadero desarrollo sostenible, entendiendo esto como la forma para que se erradique la pobreza, se defina el concepto del buen vivir y se reconozcan los derechos de la naturaleza".
Nicaragua forma parte de los países del Alba que defienden el desarrollo de una economía sostenible, pero consideran que deben reformarse los patrones de producción y consumo impuestos por los países desarrollados.

Las declaraciones fueron emitidas desde la ciudad de Río de Jaranero en Brasil, donde se realizará la Cumbre Río+20.