lunes, 18 de junio de 2012

Ningún cambio en documento final de Río+20

Foto un.org
Por TeleSUR

Para este lunes se espera que sea aprobado el proyecto de documento definitivo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, Río+20, desarrollada en Brasil y que ha sido tildada de carente de objetivos para solucionar los problemas actuales.

Leer también:


En ese sentido, este domingo Antonio Hill, representante de Oxfam, una ONG de lucha contra el hambre, fustigó las decisiones que se habían tomado durante las reuniones de la Cumbre señalando que "la nueva propuesta ha sido redactada para promover el consenso, pero no ayudará a darle orientación a las prioridades que necesita el planeta".

El documento también ha sido criticado porque elude temas como los medios de financiamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la esperada transformación del Programa de las Naciones Unidas para Medio Ambiente (PNUMA) en una agencia independiente. Brasil reconoció que el debate sobre la financiación de los programas sigue siendo un tema difícil, pero aseguró que hubo progresos también en este campo.

Por su parte, el ex secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, el holandés Yvo de Boer, aseveró que al proyecto de documento final de la Río+20 le falta el deseo real de provocar cambios radicales.

Sin embargo el secretario ejecutivo por parte de Brasil a Río+20, Luiz Figueiredo, aplaudió los avances de las reuniones que se han llevado a cabo y afirmó que "todos estamos aquí para llegar a un resultado".
El funcionario brasileño aseguró que, entre los más de 190 países que participan en este encuentro, existe un clima de consenso para reconocer los esfuerzos de Brasil durante la Cumbre para concluir con buenos resultados.

Por otra parte, admitió que se mantienen las dificultades para lograr que los países ricos financien proyectos para adelantar el desarrollo sostenible en la región. "Sabemos que los países donantes tienen gran dificultad de comprometerse con cifras concretas", precisó Figueiredo.

En cuanto a este tema, organizaciones han considerado como de mal augurio que presidentes de países desarrollados como Barack Obama (EE.UU) y Angela Merkel (Alemania), no estén en el encuentro brasileño que debería aportar soluciones para problemas relacionados al ambiente y el desarrollo sostenible. Estos mandatarios junto a otros, estarán desde este lunes en México para participar en el G20 que espera debatir sobre otro tema de escala mundial: la crisis económica.