lunes, 25 de junio de 2012

Escenario en Paraguay es alerta para América Latina

Efe
Por TeleSUR

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, afirmó este domingo que el "golpe de Estado" registrado en Paraguay es una nueva alerta para los gobiernos de la región suramericana y advirtió que no se debe permitir regresar a los tiempos de las dictaduras de Latinoamérica.

En entrevista exclusiva a teleSUR, Patiño expresó que "es un nuevo llamado de alerta, porque ya la historia del primer decenio del siglo XXI nos está alertando".


Leer también:
- Lugo convoca a su Gabinete por "restauración democrática"
- Intenciones de golpe en Bolivia
- El aliento del lobo en la nuca

Recordó que en el 2002 se registró "un golpe de Estado en Venezuela, 2008: intento de separación en Bolivia, 2009: golpe de Estado en Honduras, que les resultó; 2010: intento de golpe de Estado en Ecuador, y ahora en 2012 golpe de Estado en Paraguay".

Dijo que estos son "gobiernos progresistas, gobiernos populares, gobiernos que surgen de las entrañas de nuestro pueblo y que hacen cambios profundos, que les incomodan, les molestan, les fastidian al imperio, le fastidian a los grupos oligárquicos de nuestros países y del mundo".

"Esto es un llamado (...) que viene dándose para que nuestros pueblos se organicen, se movilicen, se fortalezcan en su democracia; para evitar que  este tipo de acciones de golpes (...) puedan fructificar", afirmó el diplomático.

Patiño advirtió que "no podemos permitir que se intente retroceder en América Latina a aquellos viejos tiempos de las dictaduras, que éstas pueden parecernos sangrientas; pero no por parecernos sangrientas pueden ser aceptadas por los latinoamericanos".

"Resulta que 39 señores -que son senadores ciertamente de ese país- deciden simplemente porque tienen mayoría en el Senado destituir a una persona, que legítimamente llegó al poder", expuso.

"Esperamos que los gobiernos de América Latina y los pueblos del mundo rechacen la existencia de un régimen que viene de un golpe de Estado", expresó.

Ricardo Patiño explicó que las acusaciones hechas por el Senado en contra de Fernando Lugo, para destituirlo como Presidente de Paraguay, carecen de sustentabilidad.

Los senadores sostuvieron ante los Cancilleres presentes durante el juicio a Lugo que "las causales de la acusación no necesitan pruebas (...), porque son de dominio público", refirió.

En tal sentido, detalló que estos argumentaron "los muertos de ese desalojo de tierras ahí están, los hemos visto en los periódicos (..., pero) nisiquiera el gobierno paraguayo fue el solicitó el desalojo, sino que fue función judicial, donde no tiene que ver nada el Presidente de Paraguay".

Otro argumento fue "haber permitido una reunión de jóvenes en un establecimiento militar (...), la otra era peor todavía: haber firmado el protocolo adicional de la democracia de Mercosur. Once Presidentes firmaron esto el año pasado y el Senado paraguayo lo destituye por haber firmado un protocolo para la democracia (...), justamente ellos violando la democracia", subrayó el Canciller.

Retiran Embajador


El Canciller ecuatoriano informó también que Ecuador decidió retirar a su embajador en Paraguay, Julio Prado, en rechazo a la destitución de Fernando Lugo.

"Ecuador retira su Embajador en Paraguay en rechazo a la destitución del legítimo Presidente Fernando Lugo y la instauración de nuevo régimen", señaló.

Reiteró que no reconocen al “ilegítimo gobierno de (Federico) Franco”, y enfatizó que la destitución de Lugo como presidente es "una vergüenza para América Latina".

Representación en Unasur

El canciller Ricardo Patiño explicó que el encuentro de Presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se celebrará en Perú el próximo miércoles, en la que decidirán sobre la situación de Paraguay en ese organismo de integración.

El primer punto de la agenda será definir la transferencia protempore de la Unasur (ejercida por Paraguay actualmente) a Perú.

"El supuesto mandatario del nuevo régimen no podrá dirigir a un bloque de países democráticos de ninguna manera; seguramente se tomará la decisión -eso lo decidirán los jefes de Estado- de pasar la presidencia protempore hacia el Perú en vista de este golpe de Estado, que se ha producido en Paraguay", explicó.

Además, se tomarán decisiones sobre las posibles sanciones a aplicar a "un gobierno que ha decidido ponerse al margen de la democracia", entre las cuales está "no hacerlo participar de la reuniones de la Unasur, quitarle sus derechos dentro del organismo, incluso la posibilidad de no continuar el comercio con ese país, cerrar las fronteras", entre otras.

Para ello ha sido invitado el presidente destituido Fernando Lugo, cuya invitación fue aceptada y anunciada en la mañana de este domingo.

Patiño comentó que el Mercado Común del Sur (Mercosur) ha retirado la invitación al "actual régimen" de Paraguay para una reunión programa para los días jueves y viernes próximos en Argentina.