jueves, 21 de junio de 2012

ALBA rechaza intentona golpista en Paraguay

ultimahora.com
Por Agencias/La Primerísima

Los países integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) rechazaron, mediante un comunicado, la tentativa de golpe de Estado promovida este jueves por sectores conservadores de Paraguay, contra el presidente de la nación sureña, Fernando Lugo.

Este jueves, la cámara de diputados de Paraguay aprobó con 76 votos a favor y uno en contra un juicio político en su contra para tratar de vincularlo con los enfrentamientos registrados el pasado viernes en Curuguaty, donde murieron 11 campesinos y seis policías.

Leer también:

A continuación el comunicado textual:

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA-TCP, rechazamos la maniobra de los sectores de la derecha política del Paraguay, de iniciar un juicio político contra el presidente constitucional de esta hermana República, Fernando Lugo.

Dicho juicio busca la destitución del presidente Lugo, y la instalación de un gobierno ilegítimo para retrogradar al Paraguay a las viejas prácticas políticas ya superadas.

Desde el ALBA-TCP reiteramos nuestro apoyo al Gobierno democrático del Presidente Lugo, que sólo puede ser cambiado con el voto del pueblo paraguayo que lo eligió.

Llamamos al pueblo paraguayo a defender la democracia, reiterándoles que cuentan con el apoyo de América Latina y el Caribe.

Por último, exhortamos a todos los pueblos democráticos del mundo a respaldar la soberanía del pueblo paraguayo y el desarrollo pacífico y democrático de esta hermana nación.

Lugo afirma que no renunciará

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, anunció este jueves que no renunciará a su cargo y que se someterá a la Constitución para enfrentar "el juicio con todas sus consecuencias".
Lugo instó al Parlamento paraguayo a que "me ofrezcan todas las garantías de una justa y legítima defensa". Las declaraciones del Presidente se producen minutos después de que el Parlamento paraguayo aprobara con 76 votos a favor, 1 en contra y 3 ausencias el juicio político en contra del primer mandatario.

Fernando Lugo exhortó a la ciudadanía a proteger la democracia. "Denuncio ante el pueblo paraguayo que su votación en 2008, su decisión de elegir, está siendo atacada por sectores políticos".

A su juicio "se está tratando de frustrar lo más significativo que tiene la democracia". Lugo considera que "se están tomando decisiones por parte de sectores que siempre han vivido en beneficio, y no reconocen los avances sociales que se han realizado".

"He puesto todo mi empeño para que paraguayos y paraguayas vivan mejor (...), por eso no existe una razón política ni jurídica para renunciar a mi juramento".

La Constitución Nacional de Paraguay establece en su artículo 225 el procedimiento del denominado "Juicio Político", donde se indica que "el Presidente de la República, el Vicepresidente, los ministros del Poder Ejecutivo, los ministros de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General del Estado, el Defensor del Pueblo, el Contralor General de la República, el Subcontralor y los integrantes del Tribunal Superior de Justicia Electoral, sólo podrán ser sometidos a juicio político por mal desempeño de sus funciones, por delitos cometidos en el ejercicio de sus cargos o por delitos comunes".

La Carta Magna establece que corresponde ahora a la Cámara del Senado, "por mayoría absoluta de dos tercios, juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados y, en caso, declararlos culpables, al sólo efecto de separarlos de sus cargos, En los casos de supuesta comisión de delitos, se pasarán los antecedentes a la justicia ordinaria".

Movilización popular juega papel decisivo ante maniobra política

El analista internacional y diplomático Sergio Rodríguez manifestó que la movilización del pueblo paraguayo es decisiva ante el atropello parlamentario contra el presidente del país, Fernando Lugo, para su permanencia en el poder.

"La única manera de impedir el término del mandato del presidente Lugo es que el pueblo no acepte su salida", expresó Rodríguez.

Por ello "los únicos que pueden jugar un papel decisivo son las movilizaciones populares", porque el mandatario Lugo cuenta con poco apoyo parlamentario para frenar esta maniobra en el Congreso.

Rodríguez señaló que este "es un golpe enmascarado", "puede ser ilegitimo pero no ilegal" porque "se da bajo cláusulas establecidas en la Constitución paraguaya", pero con pocos argumentos para llevar a juicio al Mandatario.

Señaló que lo que sucede en Paraguay "no tiene similitud con el golpe de Estado de Honduras", porque en ese caso fue llevado a cabo con la participación de las fuerzas militares que secuestraron al presidente Manuel Zelaya y lo sacaron del poder.

No obstante, el internacionalista opinó que la participación de las Fuerzas Armadas paraguayas será relevante porque "tendrán que decidir entre apoyar al pueblo y a Lugo o aceptar la decisión parlamentaria".

Rodríguez señaló que ante esta maniobra política es muy importante el pronunciamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) porque Paraguay forma parte de estos organismos, y no se puede aceptar la ruptura de la estabilidad y el orden democrático en uno de sus miembros.

Este jueves, la Cámara de Diputados de Paraguay solicitó, con 76 votos a favor y 1 en contra, un juicio político al presidente Lugo luego de que el pasado viernes se registrara un enfrentamiento entre policías y habitantes en la región de Curuguaty, a unos 380 kilómetros de Asunción, donde murieron 17 personas, 11 campesinos y seis efectivos de seguridad.